Aprovechar al máximos los recursos naturales cuando queremos empezar a construir es fundamental.  Construir con conciencia no es sólo ser respetuosos con el medio ambiente, sino que implica desde el uso de productos responsables y sostenibles hasta la elección de la ubicación, entorno y forma del inmueble.

Cada vez se tiene más respeto al medio ambiente, la naturaleza y el reciclaje, debido en gran parte al aluvión de información de las últimas décadas por lo “green” y a que las empresas están cada vez más comprometidas a contribuir al bienestar de la sociedad.

El uso de materiales que respeten el medio ambiente es un requisito fundamental para las construcciones sostenibles. El emplazamiento y orientación del inmueble es otro factor que tenemos que tener en cuenta, un entorno con vegetación, espacios verdes etc. permite disminuir los efectos de la contaminación.  En Vía Célere apostamos por promociones con zonas ajardinadas y espacios destinados al ocio y relax con áreas de gran vegetación. Un entorno limpio y cuidado no sólo ayuda a dar un soplo de aire fresco al que allí habita sino que también, añade un plus a nuestras promociones.