Si aún no sabes cómo vestir tu mesa para la cena de Navidad, apunta estos sencillos trucos:

Elige un mantel de tela (nunca de papel) de un sólo color. Una opción perfecta es el blanco porque ofrece infinidad de posibilidades en cuanto a decoración.  Además luego podrás lavarlo sin problemas y volverá a quedar como nuevo.

Utiliza servilletas de color. El color de Navidad por excelencia es el rojo, y no hay nada mejor que unas servilletas oscuras pues, además de quedar fenomenal visualmente en mesa, el color permite que al utilizarlas no sean tan evidentes las manchas. Los comensales lo agradecerán.Watch movie online The Transporter Refueled (2015)

Velas, un “must” en cualquier mesa. La luz que proporcionan las velas crea en cualquier mesa un clima muy placentero y hogareño con el que nunca fallaremos. Una cena romántica, con la familia o con los amigos, siempre dará un toque mágico a nuestras jornadas gastro.

Si queremos utilizar nuestra vajilla de siempre, una buena opción es comprar bajoplatos de gran tamaño en rojo o en dorados para darle un toque navideño. Quedan fenomenales y además existen de todos los precios.  Además, si te gustan los accesorios y quieres incluir algo más en tu mesa, los posavasos también quedan ideales. Atrévete con motivos más divertidos como estampados, con Papa Noel e incluso con renos. Hay mil donde elegir.

navidad

¡Feliz Navidad!

* imagen bumimmusese.blogspot.ca