Hay estancias que tienen la capacidad de enamorar. La habitación de Residencial Célere Puerta del Retiro es un claro ejemplo de ello. Un estilo romántico, con papel pintado floral, de tonos suaves, texturas delicadas y de motivos femeninos.

Un paseo por la sutileza y la elegancia, por el “estilo soft” y por la naturaleza más nostálgica. ¿Quieres tener una habitación como esta? Hoy te damos los trucos para convertir tu estancia en objeto de deseo.
Empieza por no recargar la habitación con muebles. Escoge muebles románticos, no muchas piezas, un buen tocador, unas mesillas o incluso el cabecero puede ser la pieza diferencial de la estancia. La elección de color es una de las decisiones más importantes, pues, queremos crear un ambiente que transmita tranquilidad, elegancia y sutileza. Opta por colores en tonos pasteles, notas florales o utiliza un papel pintado para alguna de las paredes de la habitación, conseguirás captar toda la atención y darle mayor protagonismo. La ropa de la cama y las cortinas también son muy importantes, elige linos o por ejemplo algodón, con motivos florales o alguna de las opciones de la gama de los blancos rotos, rosas pálidos. Haz lo mismo con las cortinas, para crear continuidad, que envuelvan la estancia de magia, tranquilidad, y dulzura.

¡Seguro que el resultado es perfecto! si quieres ver nuestras estancias, visita nuestros residenciales.