¿Un rincón de trabajo con encanto? Cuando decidimos decorar el piso piloto de Residencial Célere Puerta de Retiro pensamos en dedicar una de las habitaciones a crear un magnífico rincón de trabajo. Aunque en la actualidad las oficinas son cada vez más modernas y acogedoras (recordad las oficinas de hace años con estructuras muy jerarquizadas, de grandes mesas y sillas y poco funcionales) lo cierto es que, si teletrabajas o quieres hacer cosas en casa, asignar al salón o la habitación un nuevo atributo no es buena idea. Lo ideal -si disponemos de espacio- es crear nuestro lugar de pensar donde más luz haya, así aparte de aprovechar los recursos naturales y ahorrar energía, una buena iluminación hará que el trabajo sea más fácil y cómodo.

En esta ocasión, hemos aprovechado la ubicación de la ventana para colocar la mesa de trabajo -por el tema de la luz-. Se ha optado por el color blanco como principal protagonista de la estancia, ya que, es conveniente un color neutro que genere equilibrio, concentración y relajación si lo que queremos es convertir la habitación en nuestro “rincón”. Además, una buena idea para dar un toque de dinamismo a la estancia es combinar con un color cálido como el rojo -pequeños detalles como la alfombra, un cojín, un marco de fotos etc-, y, si queremos añadir alguna otra cosa, lo mejor es optar por una planta de interior, siempre son muy agradecidas y además transmiten vitalidad.