La transformación digital ha irrumpido en la organización de las empresas de forma irreversible. Un cambio de actitud hacia las nuevas tecnologías aplicadas al sector inmobiliario, ahora llamadas Proptech, que precisamente ha coincidido con el ciclo de crecimiento actual. Y es que el Big Data se ha instalado definitivamente en el mercado de la vivienda.

 

Vía Célere es uno de los baluartes de esta nueva ola del mercado del Real Estate y PZT, agencia de marketing inmobiliario, proporciona al sector la información necesaria en este sentido para lograr un crecimiento común, de todo el ecosistema digital e inmobiliario.

 

 

Esta nueva época del sector Real Estate viene precedida gracias a que la mentalidad de los usuarios ha cambiado radicalmente en los últimos años, y ahora es el turno de las empresas inmobiliarias de adaptarse a sus nuevas necesidades. Aunque al mercado inmobiliario en su conjunto aún le queda un largo camino por recorrer en procesos de digitalización, sí ha comenzado a dar sus primeros pasos y es consciente de que su transformación es tan necesaria como inevitable.

 

Pero no perdamos de vista la historia más reciente. En los años previos a la crisis la publicidad y posterior venta de las viviendas, así como la relación con los clientes, eran cuestiones que se resolvían cara a cara. Una valla publicitaria, para dar a conocer la promoción. Una caseta de ventas en la que poder atender al cliente, y un piso piloto en el que éste pudiera experimentar cómo sentirse en su nueva vivienda, eran armas más que suficientes para lograr cumplir con los objetivos comerciales. Y es que en aquella época no se vendían viviendas, más bien se despachaban.

 

Hoy todo ha cambiado. El cliente del mercado inmobiliario, como en el resto de sectores, está mejor informado y gracias a ello es mucho más exigente. Además, ha cambiado su forma de buscar vivienda gracias a internet y especialmente al uso de las nuevas tecnologías, como los smartphones, prácticamente a full time. Y es que los dispositivos móviles, nuestros teléfonos inteligentes, son el vehículo que permite que podamos estar conectados a internet en cualquier parte y a cualquier hora. Subiendo o exigiendo información en tiempo real, adaptada y personalizada exclusivamente para nosotros.

 

Es por este motivo que el tiempo del café para todos ha terminado, ahora las empresas inmobiliarias tienen las herramientas tecnológicas necesarias a su alcance para conocer el comportamiento y los intereses de los usuarios, con gran cantidad de detalle, y poder personalizar su oferta de vivienda en internet.

 

Así las cosas, el éxito de una promoción radica, en buena medida, en tener la capacidad de mejorar todos los factores que intervengan en la experiencia de los usuarios, ya que ellos son los futuros actuales compradores de vivienda, y prescriptores de la empresa a las nuevas generaciones.

 

El copy de un anuncio, el diseño y la velocidad de carga de una página web o su adaptación a los distintos dispositivos y soportes que emplea el cliente son sólo algunos ejemplos de variables que maneja el cliente desde el minuto uno para decidirse por escribir a una empresa u a otra.

 

Este cambio en la mentalidad del cliente no se ha logrado de la noche a la mañana, por eso lo conocemos como proceso de digitalización, y para que las empresas puedan darle cobertura deben ser capaces de involucrar a todo su organigrama empresarial. No es una opción sobre la que se pueda decidir es, simplemente, la única forma de persistir en el mercado y ser capaces de liderarlo.

La transformación digital tiene un gran impacto sobre toda la organización porque provoca un cambio en el modelo de negocio de las empresas para ser capaces de vender más, o vender lo mismo a menor coste. Por ello la transformación digital va más de personas que de máquinas aunque habitualmente se considere lo contrario.

La tecnología nos permite conocer las necesidades reales del cliente y nos deja en disposición de poder darles una respuesta. El reto actual es poder mejorar su experiencia gracias al uso de KPIs (key performance indicator) que obtenemos en las diferentes plataformas digitales.

El mundo evoluciona, las nuevas generaciones son digitales, y el sector inmobiliario no puede permitirse no serlo. El marketing digital está experimentando un gran crecimiento en los últimos años pero todavía hay mucho recorrido por delante. Y es que en muy poco tiempo vamos a empezar a ver páginas webs que permitan comprar una vivienda en las que la mayoría de las características serán configurables por el propio cliente, y es que la personalización de la vivienda por internet va a ser la siguiente gran revolución. ¿Y tú cuál crees que será el próximo gran cambio que experimentará el sector?
 
 
 

Víctor López – PZT by Posizionarte

 Víctor López es CEO en Posizionarte. Es especialista en Gestión de cuentas en AdWords y coordinación de equipos