Elena Gallo

2014 fue para Polonia, según los últimos resultados, el año ha sido bueno, mejor dicho, muy bueno, no sólo por los resultados, sino por el cambio de ciclo que esto supone, y el impulso que transmite tras varios años de crisis.

En este artículo nos vamos a centrar en el mercado de Polonia, pero si echamos un ligero vistazo a nuestro alrededor,  y analizamos brevemente Estados Unidos, España o países de la zona Euro (exceptuando países como Grecia o Portugal) cualquiera de los informes que leamos nos indicarán un remonte en el mercado inmobiliario, precios estabilizados, bajos intereses y lo más importante de todo: moderado optimismo entre los compradores. El año 2014, en especial su último trimestre, ha marcado para Polonia, un nuevo record en el número de ventas. El número de pisos vendidos este año entre las 6 ciudades principales de Polonia ha sido 43000, siendo 11200 los que se vendieron en el último trimestre. Estos números suponen un 20% más de ventas que cualquiera de los años entre 2007 y 2013, donde cada año se vendían como máximo 36000 apartamentos.

Si nos fijamos en la oferta, según el último informe de REAS, en 2014 se han sacado a la venta 47000 apartamentos, más de los vendidos, pero todavía lejos del record marcado en 2007 con 54000. 2014 terminó con un incremento del 4% de  pisos terminados pero todavía sin vender, pero para analizar este dato deberíamos poner atención al número de ventas según las ciudades. Varsovia, Cracovia y Breslavia, permanecen estables, con un periodo de venta de 3.6 trimestres, es decir que los mercados están en equilibrio. Mientras que la ciudad de Lodz,  al contrario que las anteriores, tiene un periodo de ventas de 6.5 trimestres, con cual hace que el mercado local tenga dificultades para desarrollar rápidamente, y acabe almacenando más producto del deseado.

La Oficina Central de Estadística de Polonia (GUS), nos indica que  en 2014 los promotores han empezado a construir 64300 pisos, esperándose que en 2015 estén terminados 18700.

Vista la oferta y la demanda, y puesto que en las grandes ciudades el mercado está en armonía,  los precios siguen estando estables, y llevan así desde 2010. Una figura que está provocando esta situación son las subvenciones de MDM, sería algo parecido a nuestra VPO, pero con más ventajas para los ciudadanos, ya que cualquiera puede acogerse a dicha subvención. El esquema MDM tiene unos precios fijados, y por lo tanto éstos influyen también en la competencia. Una variación en el valor de los MDM repercute inmediatamente en el resto. Las ciudades que más beneficiarios han tenido de esta subvención son Varsovia y Gdansk, obteniendo 56.000.000 PLN y 33.000.000 PLN respectivamente, suponiendo un 40% de toda la subvención dada en el país.

Por lo tanto, gracias a estas iniciativas gubernamentales, podemos concluir que los precios se mantienen estables, la oferta está siendo controlada y ajustada a la demanda, evitando tener otra burbuja inmobiliaria. En 2015 se espera un ligero descenso en el número de transacciones, pero seguirá siendo un año muy bueno en ventas, especialmente si el precio de MDM siguen subiendo.

Elena Gallo, directora de expansión internacional de Vía Célere