Los has visto en muchas películas y seguro que te han encantado. Naves industriales que se han convertido en viviendas, grandes espacios diáfanos, techos altos, dobles alturas, vigas de metal,  enormes ventanales y paredes de ladrillo visto. Es un piso loft.

Hace tiempo que los lofts están de moda. Nacieron en los años 50 en barrios de Nueva York como Soho, Tribeca y el Barrio Oeste donde diversos artistas buscaron espacios que fueran baratos para poder vivir y trabajar. Más tarde el concepto de loft se utilizó también para tiendas, restaurantes y galerías de arte.

Qué hace original a un piso loft

Si trabajas desde casa y tienes un trabajo de tipo creativo necesitarás un espacio para vivir y trabajar que te inspire y un piso loft puede ser perfecto para ello. La originalidad de los lofts deriva de varios elementos que los caracterizan, que son los siguientes:

  • Espacios diáfanos. Los lofts suelen ser bastante amplios y no suele haber separaciones con tabiques entre los espacios, lo que crea una sensación de amplitud y de luminosidad.
  • Elementos industriales. Aunque existen edificios modernos con pisos tipo loft, los lofts originales están en edificios industriales que conservan su estructura de ladrillo, metal y cemento y elementos como los grandes ventanales, las tuberías a la vista o los antiguos montacargas.
  • Techos altos y dobles alturas. Los lofts destacan por tener techos muy altos con vigas metálicas. Esto permite que los espacios, en algunos casos estén divididos en dobles alturas y se aproveche mejor el espacio.
  • Estilo minimalista. Por lo general un piso loft es un piso con una decoración minimalista que apuesta por pocos muebles y elementos decorativos esenciales y por colores como el blanco o el gris.
  • La importancia de la luz. Tal y como hemos dicho anteriormente, un piso loft suele tener grandes ventanales, con lo cual la luz tiene una gran importancia y aporta aun mayor amplitud a estos espacios.

Trucos para decorar un loft

La decoración de un loft tiene que reflejar lo que te gusta y quién eres, tu creatividad y tu imaginación. Te proponemos algunas ideas para que te inspiren.

Juega con los colores

Aunque para aprovechar la luminosidad de un espacio amplio es mejor elegir colores claros para techo y paredes, también puedes dar un toque de color con una pared en un color fuerte como azul o verde. Por otro lado, puedes aprovechar las texturas de las paredes de ladrillo y dejarlas a la vista con su color original.

Elige los muebles

Los muebles de un loft suelen ser de estilo vintage, industrial o moderno. Lo importante es que te sientas cómodo y que crees un ambiente acogedor. Puedes pasearte por los mercadillos de antigüedades de tu ciudad y cazar tesoros.

Diviértete dividiendo espacios

Los lofts son espacios diáfanos por lo que si queremos crear ambientes diferentes para la cocina, el salón, la habitación o la zona de trabajo podemos utilizar muros bajos, cortinas, biombos, puertas correderas y librerías abiertas a ambos lados.

Aprovecha la luz a todas horas

En los lofts es obligado disfrutar de la luz natural, pero también puedes utilizar lámparas para completar con luz artificial. Apuesta por diseños industriales que creen un equilibrio con el resto de elementos decorativos.

¿Y tú cómo te imaginas tu loft?