Las piscinas desmontables es el mejor recurso cuando en casa no tenemos espacio en el exterior. No necesita obras por lo que no tenemos que invertir demasiado dinero. Además, igual que en las piscinas de obra es una opción para disfrutar de nuestra familia.

Las piscinas desmontables son la mejor solución para refrescarse en los días más calurosos. Antes de nada, asegúrate que el suelo esté bien preparado. Si la base es buena, la piscina durará mucho más.

A la hora de comprar una piscina desmontable debemos tener en cuenta los accesorios que vamos a necesitar. Por ejemplo: la escalera, las lonas para taparla, la depuradora etc.

Son muchas las razones por las que elegir las piscinas desmontables, disfrutas mucho más de tu jardín durante los meses más calurosos, si no la queremos usar más allá del verano podemos desmontarla, no necesitamos realizar obras, la instalación es sencilla y podemos disfrutarla toda la familia.

 

Ventajas las piscinas desmontables

 

Inversión

 

Al no tener que construir la piscina no tendrás que invertir demasiado. Simplemente tendrás que buscar el modelo de piscina que más se adecue a tus necesidades en función del tamaño o profundidad.

Su calidad es alta y la durabilidad esta garantizada en 3 y 5 años, siempre que su mantenimiento sea el correcto.

 

Instalación

 

No necesitas hacer obras. Con saber montar la piscina será suficiente. Antes de comprar la piscina comprueba las medidas del terreno, de esta forma, sabrás con seguridad que cabe sin problemas.

 

Estética y adaptabilidad al espacio

 

Hay gran variedad de materiales y formas. Las piscinas desmontables de madera son las que mejor aguantan con el paso del tiempo.

No es necesario tener un jardín muy grande ni agobiarse por pensar que no volverás a tener un gran espacio exterior. Cuando termine la temporada de verano el espacio puede volver a recuperarse.

 

Más segura

 

Una piscina desmontable es más pequeña que una de obra por lo que es más seguro vigilar a los más pequeños.

 

Mantenimiento

 

Las piscinas desmontables necesitan mantenimiento, pero no tanto como una piscina de obra. En verano, habrá que cuidar y mantener el agua. Pero, en invierno no es necesario ya que podrás desmontarla muy fácilmente.

Su sencillo montaje permite que estas piscinas desmontables estén al alcance de todo el mundo.  Cuando la piscina es más grande de lo normal suelen contar con sistemas de limpieza especializados como las depuradoras.

 

Diversidad de modelos

 

Podemos encontrar multitud de modelos: desmontables, hinchables, de plástico o tubulares. Igual que hay multitud de modelos también hay multitud de formas: redondas, cuadradas y rectangulares.