Hay pequeños detalles que ayudan a cambiar la imagen de una estancia. Si queremos darle un giro a nuestra habitación, nuestro salón o incluso nuestro baño, una manera rápida y sencilla es cambiar los complementos decorativos. Cojines, cortinas, ropa de cama o cualquier detalle decorativo.¿Un ejemplo? Residencial Célere Tres Cantos. En esta promoción utilizamos papel para la pared principal del salón, en líneas bicolor con diferentes texturas (aterciopelada y seda) y acompañamos con unos cojines de gran tamaño y una alfombra cuadrada del mismo color que el sofá para que crear armonía y resaltar el mobiliario. La continuidad en cuanto al color es muy importante. Por eso elegimos tonos grises y azules con pequeñas notas en color blanco para los muebles creando un ambiente hogareño y agradable. El salón de una vivienda tiene que ser sobre todo cómodo ya que es un lugar de la casa donde pasamos muchas horas. ¿Qué os parece el resultado?

Residencial Célere Tres Cantos