La Fundación desarrolla iniciativas que fomenten la innovación en el ámbito de la construcción residencial. Los gobiernos quieren generar innovación para fomentar el crecimiento de la economía de sus países. En este sentido, hasta hace poco tiempo, los investigadores creían que la mejor forma de innovar consistía en invertir en ciencia básica. Es decir, aplicar fondos públicos en institutos de investigación y esperar que estos lograsen desarrollar aplicaciones útiles para la sociedad (modelo de innovación lineal).

Sin embargo, pese a que el modelo anterior tiene sus méritos, hoy sabemos que el modelo más exitoso para que una economía sea innovadora es el modelo de innovación abierto.

¿Qué es modelo de innovación abierto?

El modelo de innovación abierto entiende que el agente más importante de una economía para innovar no son los centros de investigación, sino la empresa. Además, reconoce que la innovación es resultado de un proceso de retroalimentaciones continuas que la empresa establece con otros agentes (como las AAPP, los centros de investigación, los  competidores, los clientes, los proveedores, etc.).

En otras palabras, es la empresa, a través de los contactos que mantiene en su día a día, la responsable de innovar. Dejó de ser algo que podamos exigir a otros.

Por todo ello, es importante nos preguntemos: ¿Qué puedo utilizar de mi contacto con clientes, con proveedores, etc., que pueda ser una innovación para mi departamento en Vía Célere?

Miguel Pinto, director de laFundación Vía Célere