Los armarios antiguos restaurados suponen todo un filón para decorar nuestras casas. Además, es una manera muy económica de amueblar y recuperar, además, viejos muebles de la familia. Por supuesto, también es una manera muy ecológica y sostenible de decorar pues ahorramos recursos. De hecho, algunos han tildado esta tendencia de ‘ecodecoración’. Por no mencionar el hecho de que nos permite sacar a relucir nuestra vena más creativa y darnos el gustazo de disfrutar con nuestro propio trabajo. Estamos seguros de que estas piezas restauradas se acaban convirtiendo en el mueble predilecto de nuestra casa.

Por lo tanto, si quieres dejar aflorar tu imaginación y dar rienda suelta a tus habilidades con la restauración, vamos a ver qué tal se te da esto de los armarios antiguos restaurados y todo lo que has de saber para que tu aventura restauradora se colme de éxitos.

¿Sabes qué debes tener en cuenta al comprar una casa? Descarga esta guía gratuita y descubre todos los puntos importantes a tener en cuenta para decidirte por una casa

Amueblar con muebles antiguos restaurados

Lo cierto es que esta costumbre de amueblar con muebles antiguos restaurados siempre ha estado presente, pero es indudable que ahora ha adquirido fuerza y se ha convertido en toda una tendencia. Así, el fenómeno del reciclaje, apostar por lo viejo y añejo para decorar nuestras casas se ha instalado en nuestras viviendas. Tal es el fenómeno que incluso podemos encontrar piezas que simulan ser antiguas en algunas tiendas.

De esta manera, muchos deciden rescatar del olvido muebles heredados de sus padres e incluso sus abuelos. Además, todas estas piezas suelen distinguirse por la gran calidad de su madera y elaboración. De hecho, la mayoría procede de una época donde los muebles se fabricaban para durar toda una vida e incluso más. Sin ir más lejos, el mercado se ha llenado de muebles de procedencia asiática que fueron fabricados hace más de un siglo y que, aún así, presentan un buen estado. Eso sí, muchos de ellos han tenido que ser restaurados y sometidos a procesos para eliminar la carcoma inevitable en una pieza tan vieja.

Es indudable que la decoración vintage tiene la ventaja de permitirnos una decoración más personal dado que son piezas únicas que no se han fabricado en serie en fábrica alguna. Por lo tanto, supone una manera excepcional de aportar nuestro toque.

¿Y si lo compramos ya restaurado?

Sin embargo, es cierto que muchos no encuentran el tiempo o no saben cómo realizar esta tarea de restauración. Por suerte, existen empresas especializadas que reparan estas piezas y venden muebles antiguos restaurados. Eso sí, nos saldrá algo más caro que si lo hacemos nosotros mismos y tampoco podremos amoldar el mueble a nuestro completo gusto. Aunque también es posible hacer algo al respecto, pues puede que tengamos un mueble y que tengamos cerca a un experto restaurador que se dedica a ello. En concreto, estos profesionales nos pueden lacar el mueble, eliminar la carcoma, recuperar la rejilla de las sillas o incluso sustituir piezas dañadas por otras completamente iguales que ellos mismos elaboran.

En suma, parece que hoy en día resulta cada vez más fácil aprovechar los muebles antiguos y sacarles provecho de una manera original y, además, sostenible con el planeta.