Todos soñamos con cocinas de lujo, espaciosas y bonitas donde sentirnos como auténticos chefs y virtuosos de los fogones. Así, tenemos claro cuáles serían los puntales sobre los que construiríamos nuestra cocina: amplitud, muebles de diseño, materiales de primera calidad, luminosidad y estilo por los cuatro costados, ¿verdad? Y, eso sí, sin renunciar a la comodidad que debe ser la gran protagonista de una cocina de lujo.

En el caso de que haya algún suertudo capaz de procurarse semejante espacio de ensueño, vamos a ahondar un poco más en las características de estas cocinas de lujo. De hecho, es posible que no sea tan difícil hacerse con una y todo sea cuestión de organizarse.

¿Qué distingue a las cocinas de lujo?

Por supuesto, las cocinas de lujo se distinguen por su amplitud. No en vano, permiten integrar un bonito y práctico comedor en la misma cocina. Así, los propietarios de la casa no solo cocinan con comodidad teniendo a su servicio un sinfín de electrodomésticos de última generación, sino que también pueden acoger a sus invitados y divertirse con ellos en su preciosa cocina.

  • Materiales de primera calidad: Lo cierto es que estas cocinas cuentan con los mejores materiales del mercado dado que sus propietarios no suelen reparar en gastos: silestone, acero inoxidable, maderas de la mejor calidad, modernos y sofisticados revestimientos, mármol… Así, todas suelen lucir espectaculares encimeras y fregaderos donde se nota el mimo de cada detalle.
  • Muebles de lujo: Uno de los principales rasgos de las cocinas de lujo es el recurso a unas increíbles islas centrales. También es fácil encontrar vitrinas, barras americanas y unos muebles y cajones donde todo está más que pensado. Además, la basura suele estar formidablemente camuflada y colocada de tal manera que mientras cocinamos podemos ir desechando cómodamente los residuos que generemos desde la misma encimera.
  • Pequeñas bodegas: Seguro que más de uno ha soñado con un pequeño rincón de su cocina reservado a los vinos, ¿verdad? Pues semejante capricho puede perfectamente encajar en las cocinas de lujo ya que dado su gran espacio cuentan con una zona destinada a atesorar los mejores caldos de la casa. Si no eres aficionado al vino, quizás sea un buen momento para plantearte iniciarte en la afición.
  • A la última en domótica: También la domótica entra en juego en estas cocinas. Por lo tanto, es fácil encontrar sistemas que permiten ahorrar agua y energía instalados en estas estancias de la casa.
  • Los electrodomésticos, los mejores: Otro de los aspectos que las distingue son los electrodomésticos. En concreto, dichos espacios suelen estar equipados con lo más moderno y puntero del mercado. De esta manera los frigoríficos son enormes, incluso de doble puerta, y se caracterizan por su gran capacidad. Por su parte, el horno, el lavavajillas y el microondas también son de diseño y lujo.

¿Y cuál es el estilo de las cocinas de lujo?

Por supuesto, aquí no existe una receta única y cada propietario imprime su propio gusto y necesidades a esta estancia tan importante de la casa: moderno, clásico, rústico o minimalista e incluso una cocina temática que homenajee a tu serie o libro favorito.

Todo es posible en las cocinas de lujo, ¿no te parece? Ahora ya sabes cuáles son los ‘must’ de estas estancias.