Si hay un espacio de la casa donde se puede ser creativo y jugar con diferentes opciones y alternativas de decoración, ese es el comedor. Al igual que muchos restaurantes se inspiran en épocas concretas (los años cincuenta) en temáticas diferentes (decoración asiática) o en ciertas formas de arte (zen); el comedor nos ofrece una libertad creativa muy amplia para probar cosas nuevas. Si decidimos hacer un cambio, qué mejor que empezar por una de las partes más importantes, la iluminación. Te mostramos lámparas creativas para darle un toque diferente a tu comedor.

Estilo escandinavo: más allá del IKEA

Líneas finas, curvas, serenidad… Todo este diseño y sensaciones las recoge sin duda el estilo escandinavo. IKEA supo sacarle partido, pero no hay que ceñirse solo a los productos suecos, ya que muchas otras marcas ofrecen productos muy originales pero sin perder su esencia. Este tipo de lámparas encajan perfectamente en un hogar con diseño moderno pero nada recargado, lo que consigue dar sensación de espacio sin perder estilo. Ideal para apartamentos o casas pequeñas. Combinan perfectamente con unas luces LED programables *(meter aquí el artículo de las luces LED).

Estilo industrial: acero y madera

Este tipo de lámparas tienen un diseño más tosco que la mayoría, pero para un comedor en el que predomine la madera y donde se combinen tonos marrones y negros, este tipo de iluminación es ideal. El fácil encontrar unas lámparas del color que más encaje con nuestros muebles pero sin duda los más adecuados son el negro, el blanco y el color de metal puro, a ser posible mate, sin pulir. Las bombillas recomendadas serían unas LED cálidas y a ser posible que imiten a las incandescentes. Perfecto para los que les guste el estilo hipster.

Lamparas-de-diseño-para-el-comedor-estilo-industrial

Estilo minimalista: fuera todo lo superfluo

Lo minimalista se ha vuelto muy popular en los últimos años. Al contrario que el estilo rococó, lleno de cristales, adornos y donde el oro y la plata dominan sobre todos los demás colores; los diseñadores procuran dar lo máximo con lo mínimo. El espacio debe estar aprovechado al máximo, no debe contener elementos que no tengan un uso práctico y a menudo se usan colores lisos. En este estilo triunfan las luces LED en forma de barras o tiras, luz fría más que cálida, y por encima de todo, el color blanco. Ideal para jóvenes y apartamentos con poco espacio y muebles modernos.

Vidrio: el cristal nunca pasará de moda

Relacionamos las lámparas de cristal con grandes lámparas de araña con cientos de pequeños cristales colgando y brillando bajo la luz de las bombillas. Pero como todo, el vidrio también ha evolucionado y ahora encaja de manera más natural con los nuevos estilos y tendencias. Lo que mejor funciona ahora son las lámparas tipo ‘tarro’, Tienen la forma de un tarro o una jarra invertida, y existen desde la transparencia total a todos los colores que puedas imaginar. Suele ser una opción no muy cara (dependiendo de la calidad y el diseño del vidrio) y una opción muy interesante para hogares donde se pretenda combinar lo moderno con lo tradicional sin perder estilo y elegancia. En este tipo de lámparas a menudo se ve la bombilla, con lo que es imprescindible elegir una que sea bonita. Las incandescentes con filamento de imitación al carbón son ideales.

La luz es lo que da vida a nuestro hogar y en el comedor, el lugar donde se comparten conversaciones y buenas comidas, es imprescindible contar con lámparas que consiga crear un ambiente apropiado y en consonancia con el resto de la casa y nuestros gustos. No creerás el cambio tan grande que puede suponer contar con la lámpara adecuada. ¿Por qué no pruebas?