La Fundación Vía Célere desarrolla iniciativas que fomentan la innovación en el ámbito de la construcción residencial. Innovación también significa formar al capital humano. Desde la Fundación, iniciaremos actividades de formación tanto para personal interno como externo. Por un lado, retendemos transmitir algunos conocimientos teóricos que son útiles a la plantilla de Vía Célere (por ejemplo: curso BIM) y, por otro, ofrecer nuestro entorno de trabajo a aquellos que, debido a las actuales circunstancias, no pueden poner en práctica su concimiento.

Miguel Pinto, director de la Fundación Vía Célere.

Resiliencia es la capacidad humana de sobreponerse a las adversidades. En una época de gran incertidumbre como la actual, es necesario desarrollar la capacidad de adaptarse a los cambios que, inevitablemente, surgen. Por eso, la resiliencia es también uno de los valores de la Fundación. En este sentido, la Fundación incita a que nos acostumbremos a salir de nuestra zona de confort y a ganar competencia en un “territorio desconocido”. Para ello, un espíritu emprendedor y la formación continuada son imprescindibles.