MP¿Magia e innovación? Los medios de comunicación condicionan nuestra opinión acerca de que va a pasar en el futuro y sobre lo que nos rodea. En lo que respecta a la innovación, suelen ofrecer ejemplos de cómo algunos han tenido ese toque de Rey Midas y han convertido una idea sencilla, en oro. Por este motivo, tendemos a pensar que innovar supone tener un aura de clarividencia (o una gran dosis de suerte), y que esto es un privilegio de apenas unos pocos.

Falso. La innovación tiene poco que ver con la magia.

Aunque sea poco interesante para los medios de comunicación, lo cierto es que la innovación va de la mano de la resiliencia. Empresas y personas resilientes son aquellas que, pese a ir en una dirección, asumen que no saben lo que va a ocurrir mañana. Y que lo único que pueden hacer es esforzarse en adaptarse a las nuevas circunstancias y superar los imprevistos.

Y, si día tras día lo logran hacer, con ingenio, la innovación es inevitable.

Miguel Pinto, director de Fundación Vía Célere