Hace tiempo que hablamos de lo importante que es elegir bien un cabecero en un dormitorio. La importancia viene dada porque al final se convierte (muchas veces y sin querer) en el protagonista de la estancia. En Vía Célere, hemos apostados por los cabeceros de gran altura para los dormitorios principales de nuestros pisos piloto.

En el caso de Residencial Célere Santa Eugenia, elegimos un papel en tonos beige con motivos florales en color azul para la pared principal y para el cabecero, protagonista de la habitación, elegimos un tapizado capitoné aterciopelado de gran altura en el mismo tono azul de la pared, para que juntos, no rompieran el equilibrio de la estancia.  Como veis, la cama es el punto central de la habitación y en ella se centra todo lo demás. Las lámparas y las mesillas de cristal y en tonos inox. complementan a la perfección (junto con la lámpara y la cómoda) los colores elegidos para la decoración del dormitorio.  ¿Os gusta?