El Feng shui en el dormitorio

Es el lugar de la intimidad personal. La decoración relaja y te carga de energía positiva. Con feng shui en el dormitorio lograrás que todo fluya con normalidad por encima y por debajo de ti.  Por lo tanto si sigues todas las pautas que hablaremos a continuación lograrás que la energía circule por encima y por debajo de ti sin obstáculos.

Antes de ver cómo lograr feng shui en el dormitorio definamos qué es. El feng shui es un arte ancestral chino que busca mejorar las condiciones del espacio en el que nos encontramos. Es decir, busca el bienestar y aposta por la armonía.

¿Qué debemos evitar en el Feng Shui?

Colores fríos y los que generan expectación. El feng shui en el dormitorio se aleja de la intranquilidad y de todas aquellas cosas que no son zen. También, debemos evitar, los ordenadores, peceras, cables de luces, equipos de música, el despertador y el teléfono entre otros. Todos estos elementos son dinámicos y generan ruidos. Todo tiene que guardar un orden para que nos ayude a descansar, y a recuperar la vitalidad cada noche.

Hay varios elementos que debemos tener en cuenta para tener presente el feng shui en el dormitorio:

Tonos suaves para descorar el dormitorio

Ayuda a conseguir un espacio relajante y muy zen.

Muebles para el Feng shui en la habitación

  • Cama: Debe ser adecuada a tu altura y peso, la ropa de la cama debe ser relajante, con tonos suaves y evitando estampados excéntricos. Las patas de la cama son un elemento muy importante para lograr que la energía circule también por debajo sin ningún obstáculo. Evita colocar la cama debajo de la ventana porque puede que la energía se debilite. La cama siempre debe ir apoyada en una pared para sentirnos apoyados y protegidos.
  • Mesillas: Traerán el equilibrio colocada a los lados de la cama. Deben traer armonía entre sí, para ello será mejor que sean iguales.
  • Cabecero: Es en la cabeza donde se encuentra el punto energético más importante para el feng shui. Por este motivo, el cabecero debe estar sujeto a la pared y sobre el suelo.
  • Espejos: En un dormitorio buscamos seguridad, estabilidad y apoyo. Estas tres cosas no las da un espejo. No debe haber espejos que apunten a la cama, da profundidad y reflejo, lo contrario a lo que buscamos.
  • Materiales: Deben ser cien por cien natural para ayudarnos a descansar mucho mejor.
  • Elementos: Cada uno de los elementos con los que decoremos la habitación deberán ser recuerdos positivos y muy felices. Evitemos todo aquello que nos pone nervioso o nos trae un recuerdo poco agradable. No llenes todo de detalles, escoge los necesarios y los que más sentimientos positivos te produzcan.

Lo más importante para el feng shui en el dormitorio es el orden. Si tenemos un escritorio mantén todo en su sitio. Lo mismo ocurre con los armarios, debe estar todo bien guardado y colocado.