Las cortinas para el salón son siempre un clásico que nunca pasará de moda. ¿Estás decorando tu casa y no sabes qué cortinas poner en tu salón o en tu habitación? ¡No te desanimes,  hoy te ayudaremos! Escoger las cortinas perfectas es más fácil de lo que parece.

 

¿Quieres que las cortinas para el salón cobren todo el protagonismo?

 

Si quieres que tus cortinas cobren protagonismo elige una tela agradable y neutra que convierta cualquier espacio de tu casa en un ambiente elegante. Es importante que el largo de las cortinas sea abundante para que resalten.

Son muchas personas las que prefieren que sus cortinas sean de lino por su generosa caída y su aspecto natural debido a los hilos de su composición. ¿Qué es lo malo de unas cortinas con hilo? Que se arrugan con mucha facilidad y que al lavarlas en casa podrán encoger. Desde nuestro blog te recomendamos que mezcles y no te centres sólo en 100% lino.

El lino es un clásico, pero la seda no se queda atrás. Si tienes que elegir cortinas para el salón la seda te aportará un toque muy elegante y luminoso. La seda es muy delicada a la luz del sol, requiere muchos cuidados, pero el aspecto es tan sofisticado que no querrás otras cortinas.

De la seda pasamos a las telas vaporosas, a las muselinas, al tul o a la organza. Son telas agradables, y dejan siempre ver o entrever las vistas del exterior.

Quizás sean las cortinas más clásicas, incluso más que el lino. Estas cortinas son las reversibles y con la posibilidad de recogerlas. Lograrás un espacio más simétrico y no tan libre como los ejemplos anteriores.

 

¿Qué opinas de las dobles cortinas?

 

Las dobles cortinas es una opción súper cómoda y muy decorativa. Suelen estar combinadas por cortinas vaporosas y ligeras como base y por último con otras de tela más gruesa para causar dos efectos.

 

Infinidad de tipos de cortinas

 

¿Cortinas con sujeción de anillas? Hay infinidad de diseños que ayudan a crear protagonismo las barras que las sostienen, a los remates o a las propias anillas.

Si no te gustan las anillas ¿por qué no pruebas con lazos? Son muy decorativos e informales. La tela deberá ser ligera para que los lazos aguanten bien el peso.

Ni lazos, ni anillas… ¿rieles? Son discretos, cómodos y rápidos. Es un sistema de sujeción muy utilizado por su comodidad a la hora de buscar la luz en una casa.

Estas son algunas de las ideas más recurrentes a la hora de pensar qué hacer con tus cortinas para el salón. ¿Qué cortinas tienes en tu salón? ¿qué sistema de sujeción te resulta más cómodo?