La elección del tipo de cocina es fundamental, ni el mobiliario ni los electrodomésticos es algo que podamos cambiar fácilmente una vez hayamos escogido. Primero porque es “a medida” se adapta perfectamente a la superficie de la estancia, y segundo, porque es una de las zonas de más inversión. Estos motivos son más que suficientes para pensar qué queremos y cómo lo queremos. Lo ideal es que escojamos un mobiliario sencillo, en colores neutros, que podamos combinar sin demasiados retoques y que además, sea lo más funcional posible. Ese aspecto tiene que cumplirlo a la perfección. Una cocina tiene que ser prática, cómoda, fácil de usar y porqué no, que motive a cocinar.

En Residencial Nebulosas, hemos escogido un mobiliario bicolor, en tonos blancos y negros, capaz de combinar perfectamente con cualquier otro componente como las cortinas, mesa o sillas. Los electrodomésticos en color inox. en auge desde hace ya varios años (atrás quedaron aquellos blancos que teníamos en nuestras casas, aunque, sólo es cuestión de tiempo y, no muy tarde, volverán a ser tendencia). El revestimiento de las paredes también guarda la armonía con el mobiliario, un porcelánico en color claro es siempre una buena elección. Para resaltar el atrezzo de la cocina, hemos dado unas pinceladas de color naraja, siempre es un acierto romper el equilibrio cromático con algo de contraste. ¿Os gusta el resultado?