El papel pintado que disfrutó de su edad de oro en la década de los 60 y 70 sigue siendo unas de las alternativas más utilizadas en decoración. Ahora, y gracias a la tecnología podemos disfrutar de todo tipo de estampados y dibujos para hacer de nuestras habitaciones más acogedoras y alegres.

El papel pintado lo podemos utilizar en todo tipo de estancias como salones, cocinas y habitaciones infantiles, además es económico y podemos diseñarlos a nuestro gusto.

Sus ventajas:

-Fácil de poner y de quitar

-Fácil de lavar

-Resistente a la luz

Papel pintado para una habitación infantil

Os dejamos como inspiración esta habitación infantil ubicada en el piso piloto de uno de nuestros residenciales que combina tonos pasteles y rosas. Nos hemos decantado por un papel pintado muy colorido de fondo rosa chicle con dibujos de inspiración otoñal para la temporada que viene: pájaros azules y naranjas, ramas y flores. Como veréis no hemos querido empapelar toda la estancia sino que, la hemos combinado con una pared pintada en un tono neutro. De esta forma, creamos un ambiente divertido pero sin llegar a sobrecargarlo. Y además, damos un protagonismo extra a una parte de la habitación donde se encuentra lo más preciado: la cuna.

El resultado es una habitación infantil cálida y alegre y como no, a la moda y tan solo utilizando un ingenioso papel pintado. En Vía Célere os animamos a probarlo. ¿Qué os parece esta idea?