Cuidar el planeta en el que vivimos supone no solo reciclar separando residuos o dando una segunda vida a determinados objetivos, también requiere dar un paso más en el ahorro de energía. El objetivo es cuidar el entorno natural que nos rodea, y ese objetivo no solo beneficiará a nuestra vida sino también a nuestro bolsillo. En este sentido la relación entre eficiencia energética y energía solar es importante. Descubre por qué.

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética supone el uso eficiente de energía. Por ejemplo, un electrodoméstico (lavadora, caldera, lavavajillas) es eficiente cuando consume menos energía que la media para realizar una misma actividad. Además, la eficiencia energética busca que esa energía provenga, en la mayor medida posible, de energías renovables. Tener una casa energéticamente eficiente significa:

  • Utilizar fuentes de energía renovables o alternativas como la energía solar o la eólica.
  • Reducir el consumo de luz utilizando bombillas de bajo consumo o LED y adquiriendo hábitos sencillos como apagar las luces cuando no estemos en casa.
  • Vigilar que los sistemas de calefacción y aire acondicionado no tengan fugas que permitan que se vaya el calor o el frío. Así como hacer un uso adecuado dependiendo de la instalación de nuestra vivienda
  • Elegir electrodomésticos con calificación energética A. De esta forma nos aseguramos que son eficientes.

La eficiencia energética y por tanto el cuidado del medioambiente están en tu mano.

Energía solar térmica: ¿Qué es y cómo funciona?

La energía solar térmica tiene por objetivo aprovechar un recurso de energía inagotable y no contaminante que es el sol. Los elementos de un sistema de energía solar térmica son los siguientes:

  • Paneles solares. Captan la energía del sol y calientan un fluido que los recorre.
  • Circuito que transporta el fluido desde los paneles.
  • Intercambiador de calor.
  • Acumulador para el caso en que no se consuma toda la energía que se genere o se capte.

Además de lo anterior, la instalación de la energía solar térmica en tu casa va a requerir espacio y, en algunos casos, autorización administrativa.

Las ventajas de la energía solar térmica son las siguientes:

  • No contamina. Es una energía limpia que no produce contaminación, al contrario de lo que sucede con el uso del petróleo o del carbón.
  • En algunas zonas rurales o aisladas la energía solar es el medio de producir energía cuando no hay tendido eléctrico. Aunque es probable que necesite algún pequeño generador alternativo
  • La fuente es inagotable (al menos prácticamente), puesto que es el sol.
  • Ayuda a ahorrar, puesto que aunque haya que hacer una inversión inicial, a medio-largo plazo la inversión se amortiza porque se ahorra en la factura de la luz.

Antes de instalar un sistema de energía solar térmica infórmate del precio, de las condiciones, de los impuestos a pagar, coteja el espacio que tienes y compara diversas opciones. Y si vas a buscar casa y quieres que sea eficiente desde el punto de vista energético busca casas que tengan una instalación de energía solar y pide el certificado de eficiencia energética.