El rincón más especial para un niño debe ser su dormitorio, un lugar donde se sienta seguro y crezca en un entorno acogedor y agradable. Te ofrecemos estos consejos para que decores la habitación de los más pequeños de la casa y la conviertas en el espacio infantil ideal.

Colores pastel o con tonalidades cálidas para las paredes, como una gama de azules o incluso amarillo, que evoca momentos alegres y felices, y que aporta luminosidad a la habitación.

Si la habitación es grande se pueden añadir varios puntos de luz y crear un espacio más acogedor por la noche. También se pueden añadir detalles decorativos entorno a una temática como los animales, o dibujos con formas coloridas que creen un entorno divertido o bien como en el caso de Residencial Nebulosas utilizar un papel pintado floral, muy colorido y atemporal.

dormitorio infantil

Por último, te recomendamos que crees un pequeño rincón donde los más pequeños de la casa estimulen su creatividad. Puedes incluir una mini-biblioteca y una mesita baja con un par de silloncitos o pufs a los lados, un rinconcito donde puedan leer o dibujar todo lo que cree su imaginación. ¿Qué os parece?