Cuando pensamos en la cocina que nos gustaría tener nuestra mente tiende a imaginarla luminosa, espaciosa, muy funcional y ordenada. Para muchos las cocinas son espacios muy concurridos, suelen ser puntos de encuentro y lugares donde reunirse de manera improvisada. En definitiva, las cocinas, son zonas donde sin querer pasamos muchas horas sin darnos cuenta.

Hoy, vamos a hablar del diseño de cocina ideal teniendo en cuenta espacios grandes o pequeños, su mejor distribución, en U, en L, en línea, en líneas paralelas o en isla.

La distribución en  isla es la mejor opción cuando el espacio de tu cocina es amplio, nos ayuda a ganar superficie y su diseño no es solo útil para cocinar, también para desayunar, comer o incluso para almacenar utensilios. El diseño de cocina en U es práctico, funcional y sirve para cocinas grandes y pequeñas. En cambio, las cocinas en L, a diferencia de las anteriores se adaptan mejor a los espacios reducidos teniendo la posibilidad de colocar una mesa de cocina en la pared y ganar así ese espacio que necesita.

Una vez definidos el tamaño y la distribución pensaremos en los estilos que podemos encontrar. Hay infinidad, nosotros haremos un repaso por los más destacados:

Cocina moderna

Lo importante es su operatividad, todo debe tener un uso y nada debe estar de más. Los muebles son simples y adaptados al espacio. Por lo general destacan los tonos neutros acompañados de tonos dinámicos en determinados elementos para crear contrastes de colores.

Cocina rústica

Su diseño de cocina es único. Ofrece calidez, y es muy acogedora. Se diferencia del resto de estilos por ser un diseño de campo. Los muebles son de madera así como cualquier elemento o utensilio. Por lo general se caracteriza por tener tonos cálidos, anaranjados y marrones.

Cocina nórdica o escandinava

Son simples y sin excesivos elementos decorativos. Es característica por sus tonos blancos, la mezcla con el color negro y los detalles en acero o las geometrías. En determinadas ocasiones es habitual el uso de papeles pintados en las paredes para crear texturas e ilusiones ópticas diferentes.

Cocina americana

Este tipo de diseño de cocina fue tendencia el año pasado, pero actualmente continúa pisando fuerte. Hace unos años era un estilo característico para casas, pisos, estudios, apartamentos o lofts pequeños. Actualmente los diseñadores tienen en cuenta este estilo independientemente del tamaño y las características del espacio. Este tipo de cocinas son abiertas, conectan el salón con el comedor y son capaces de crear dos espacios en un solo ambiente.

Cocina vintage

Hoy día este estilo se está volviendo el más elegido. Es una cocina diferente a las demás, se utilizan colores pasteles, un estilo minimalista, se mezclan estampados de flores, espejos y accesorios antiguos. Cada elemento moderno se combina con uno antiguo para darle un toque retro muy especial y con mucha personalidad.

En cada uno de los diseños de cocina anteriores también hemos hecho mención a los tonos más representativos de cada uno de los estilos. Puesto que es una decisión muy importante te queremos recordar antes de finalizar este post que los más destacados este año son el blanco, los tonos pastel, los grises, los oscuros y la mezcla de todos ellos.

En definitiva, un buen diseño de cocina te proporcionará la tranquilidad y la comodidad de estar en un espacio acogedor en el que como decíamos al comienzo, sin querer, pasaremos mucho tiempo.