¿Te has comprado alguna vez un mueble y cuando lo has colocado en casa te parece demasiado grande? ¿Has visto un color gris oscuro que queda precioso en las paredes de otra casa y en tu casa parece que se come el espacio? Crear amplitud requiere un poco de imaginación y creatividad.

Además, para dar una sensación de espacio en estancias pequeñas no es necesario hacer grandes inversiones, sino solo seguir algunos sencillos consejos. Te contamos algunos trucos para lograrlo.

El color en espacios pequeños

Si tu casa es pequeña o la estancia que quieres decorar no cuenta con mucho espacio es preciso tener muy en cuenta los colores de las paredes. Si te gustan los colores fuertes o muy llamativos es mejor no utilizarlos si no dispones de un gran espacio y deseas agrandar los metros de los que dispones.

Apuesta por colores claros como el beige o el blanco o por colores pastel y el reflejo de la luz en las paredes aportará luminosidad y una mayor sensación de amplitud. En el caso del techo, si es bajo conviene utilizar el mismo color claro que en las paredes y dará sensación de más altura.

Decorar: espejos en las paredes

Seguramente en lo primero que piensas cuando hablamos de crear amplitud es en los espejos y así es, los espejos dan una sensación de espacio al duplicar la estancia que reflejan. Sin embargo, es preciso colocarlos bien para lograr el efecto deseado, la sensación de amplitud.

Lo más aconsejable al decorar con espejos es ponerlos cerca de una ventana para que parezca que hay otra ventana y evitar colorarlos frente a paredes vacías pues el efecto será el contrario y reducirá el espacio.

Muebles: pocos, pequeños y de colores claros

Una estancia pequeña requiere pocos elementos por lo que es esencial decorar con los muebles que sean imprescindibles. Por otro lado, los muebles es preciso que sean pequeños y si cumplen una doble función mejor. Por ejemplo, una mesa que sea también un espacio de almacenaje para guardar los manteles o la vajilla.

En cuanto a los colores de los muebles, si deseas crear espacios más amplios, lo más adecuado es que sean blancos o de maderas claras. Visualmente dan sensación de amplitud porque reflejan la luz.

A la hora de colocar los muebles es importante que no entorpezcan la visión. Por ejemplo, si quieres dividir un espacio entre salón y comedor puedes utilizar una librería que sea baja o que quede abierta a ambos lados.

La importancia del orden

Una casa desordenada aunque sea muy grande parece más pequeña y es que el orden influye mucho en la percepción del espacio. Aunque requiere un esfuerzo para ir colocando todo lo que sea necesario, el hecho de que cada cosa esté en su sitio es importante en espacios pequeños.

Otro truco que puedes tener en cuenta a la hora de ordenar es, por ejemplo, si utilizas cajas para guardar cosas, intenta que sean iguales y de colores claros acorde con la decoración de la habitación. De esa forma lograrás una armonía que favorecerá la sensación de espacio.

¿Y tú qué trucos tienes para dar sensación de amplitud en tu casa?