Las niñas prefieren el color rosa. Los dormitorios infantiles son siempre un espacio de imaginación, creatividad y sueños. Si estás pensando en renovar la decoración o preparar la habitación de tu hija, te damos unos sencillos trucos para que puedas crear una bonita estancia sin grandes gastos.

Escoge un color de pared neutro, el blanco es perfecto para cualquier tipo de decoración ya que nos permitirá jugar muy bien tanto con mobiliario como con detalles y elementos decorativos. ¿Tienes una pared blanca pero quieres darle un poco de protagonismo? Opta por un papel pintado o vinilo decorativo. Elige bien el motivo y sobre todo ten mucho cuidado al colocarlo porque se necesita paciencia y buen pulso. Nosotros en este caso hemos escogido uno con motivos florales y un flamenco (tan de moda en estos tiempos). No es excesivamente grande con lo cual no agobia la estancia. La pared, como veis, gana gran protagonismo y acapara toda la atención. Respecto al mobiliario hemos optado por muebles sencillos, sin remates ni molduras también en tonos neutros para poder jugar con los textiles y complementos y reinventar la habitación cada vez que queramos. ¿Qué os parece? Esta estancia os espera en Residencial Célere Santa Eugenia.

Sta Eugenia PINK