La decoración ha ido evolucionando y tenemos elementos decorativos que nos ayudan a “vestir” nuestro hogar como más nos gusta y acorde con nuestra personalidad, por ello hablaremos de un elemento que se está poniendo de moda como son los biombos.

Un recorrido por su historia

 

Los biombos conllevan el significado de “Protección del viento”. Son originarios de China, cuya creación tenía el propósito de resguardar del viento y las corrientes de aire a las personas en los diferentes lugares de la casa.

Desde su desarrollo se empezaron a utilizar para decorar estancias personales como baños y dormitorios con el fin de tapar a la persona cuando se desvestía.

Pero tras su llegada a Japón, acabó extendiéndose por el resto del mundo como un elemento decorativo muy útil y estético para las diferentes casas y negocios.

¿Cuál es la utilidad de los biombos?

Actualmente, tiene diferentes usos tanto externos como internos. Nos los encontramos tanto en un restaurante, un bar, una oficina como en una vivienda.

Pero su uso principal recae en separar diferentes estancias o dotar de mayor privacidad, haciendo posible una movilidad del objeto sin dificultad debido a que su peso es mínimo y dejando que la luz pase a través de ellos dotando a la estancia de luminosidad.

Aunque la novedad de su uso son los biombos como cabeceros que dan un toque muy personalizado al dormitorio ya que se puede elegir qué clase de biombo se va a querer, es decir, una elección de la pintura y sus diseños dentro de una gama muy variada.

Como hemos mencionado, hay diferentes usos de los biombos, los más destacados son:

  • Separación de espacios. Es la función básica que hace posible tener varios espacios y ambientes en un mismo lugar, por lo que, la gente apuesta por grandes espacios que no queden reducidos por paredes y tabiques.
  • Dar mayor privacidad a determinadas estancias como el dormitorio o el cuarto de baño.
  • Simplemente usarlo como un elemento decorativo que alegre y armonice la estética de tu hogar o negocio, pudiendo jugar con la pintura, su diseño e incluso añadiéndole otros objetos como telas, espejos, ganchos, etc.
  • Adquirir el papel de cabecero. Es una alternativa muy actual, moderna, personalizada y económica que hace que nuestro dormitorio tenga un diseño singular y único.
  • Utilizar los biombos para revestir paredes y tabiques que no tengan color ni ningún elemento decorativo, es una buena oportunidad para dar un toque de vida a esa pared o tabique con un biombo adecuado a sus dimensiones. Destaca sobre todo el salón como estancia principal donde se pone en práctica esta tendencia, teniendo que combinar la tapicería de los sofás y sillones con el biombo que se escoja, al igual que el resto de muebles.

biombos

En resumen, los biombos son muy útiles a la hora de decorar cualquier espacio, cubriendo diferentes necesidades y permitiendo un resultado sencillo para trabajar con ellos. Hacen que las estancias adquieran un ambiente y un diseño adecuado para cada una de ellas y que la personalidad del propietario quede reflejada con todo ello, generando como resultado una casa que innove tu vida.