Con la llegada del buen tiempo, a todos nos apetece pasar más tiempo al aire libre y disfrutar de nuestra terraza o jardín. Ya sea para cenar con los amigos, leer un buen libro o simplemente relajarnos al llegar a casa después de un duro día de trabajo. Una época en la que todos estamos de mejor ánimo y nos resulta más fácil desconectar de la rutina diaria. Por eso, es hora de poner a punto nuestra terraza y convertirla en el rincón más relajado de la casa. Y para ello, nada mejor que el estilo bohemio, que hará que este lugar tenga un ambiente más alegre y soñador. Un estilo muy inspirador y exótico que nos transporta a lugares mágicos y que nos hace olvidarnos de todo. Y es que un ambiente en el que se respire cierta relajación, invita también a sentirla por dentro.

Y lo mejor de todo es que no es necesario colocar muchos accesorios para decorar nuestra terraza con este estilo. Simplemente con añadir unos pocos cojines sobre un palet o distribuidos por el suelo sobre una alfombra a nuestra terraza actual, podemos darle un toque muy especial. Dándole un giro de 180 grados a la decoración. Y lo mismo ocurre si tienes un jardín. Añade pequeños elementos como portavelas originales y de estilo exótico, un juego de té de estilo marroquí y textiles con un aire bohemio, y tendrás el lugar perfecto para pasar la tarde con tus amigos. Pero veamos con más detalle cuáles son los elementos con los que puedes dar a tu terraza ese ambiente bohemio que tanto te gusta.

Colores

Es muy importante definir el estilo que queremos darle a nuestra terraza. No basta solamente con elegir el estilo bohemio. Podemos conseguir este estilo de formas muy distintas. Puedes poner tonos neutros en toda la terraza, salvo en los cojines, o aprovechar los colores para dar vida al ambiente. ¡Tú eliges!

Mobiliario

El estilo bohemio es muy versátil, ya que se basa principalmente en los textiles y en los elementos decorativos. Con lo cual, a la hora de elegir el mobiliario disfrutamos de una gran flexibilidad. Podemos poner una mesa de madera natural o envejecida, de cemento o de cristal. Una vez lo tengas claro, solamente tienes que añadir unas velas y unos cojines para completar el look.

Los sofás pueden ser de cualquier material que te guste. La clave está en recubrirlos con alguna tela típica de mercadillo, inspirada en tejidos africanos e indios. Incluso puedes combinarlos y conseguir un resultado mucho más divertido.

Cojines

Para los cojines, siempre surge la duda de qué tejido elegir que al mismo tiempo sea acogedor pero no se estropeen en poco tiempo por estar en el exterior. En este sentido, una de las mejores opciones son los cojines náuticos que, aunque no son tan acogedores, son mucho más resistentes. Además, actualmente podemos encontrarlos en una gran variedad de texturas y colores.

Jardines verticales

Los jardines verticales son un elemento decorativo muy interesante. Ideales para muros altos, sobre todo si la distancia desde el interior al muro es pequeña. De esta forma, evitaremos esa agobiante sensación de estar mirando a la pared cada vez que nos sentemos en nuestra terraza. Lo ideal es combinar diferentes plantas para que el resultado sea más salvaje. Puede ocupar todo el ancho de la pared o el espacio que queramos. Por ejemplo, puede ser un rectángulo con una medida concreta, como si de un cuadro se tratara. Una opción muy original.

Pero si la idea no te termina de convencer, siempre puedes poner algunas plantas en el suelo, en la mesa o incluso suspendidos en el aire, colgando del techo.