infografía Vía Célere

Según un análisis del gasto medio que supone para una familia ir al gimnasio, llevar a los niños a la guardería, salir a comer o ir al cine en España, entre otras actividades, hemos estimado cuánto podríamos ahorrar con residenciales que tuvieran todas estas instalaciones. Y es que,  vivir en un residencial “todo incluido” supone un ahorro de entre 7.000 y 10.000 euros al año a una familia compuesta por dos adultos y dos niños.

La coyuntura actual obliga a las inmobiliarias a construir viviendas que aporten un factor diferencial a sus inquilinos. En este sentido, en Vía Célere abogamos por zonas comunes Premium para practicar deporte, estar con los amigos o cuidar de los más pequeños. Servicios que dotan a los residenciales de un valor añadido muy competitivo.

Además de facilitar la vida a sus habitantes, las zonas comunes de nuestras promociones suponen un ahorro de entre 580 y 830 euros al mes. Cantidad equivalente a lo que pagan mensualmente de media los españoles por la hipoteca.

Vía Célere ha implantado este modelo de negocio en otros países como Brasil reportando excelente acogida entre los compradores. En nuestro país, la mayoría de sus promociones cuentan con sala social-gourmet, pistas de pádel, piscinas, gimnasios, salas infantiles y hasta cine en su desarrollo más premium, Residencial Célere Puerta del Retiro, aún en construcción.