Los beneficios de la meditación son numerosos e impresionantes. Cada vez hay más estudios que certifican que realizar grandes cambios en nuestras rutinas nos abrirá un gran camino hacia la transformación.

La meditación es una actividad en la que un individuo entrena la mente y el cuerpo. Gracias a la meditación se promueven técnicas de relajación para construir energía interna o fuerza de vida. Numerosos estudios demuestran que la meditación estimula la auto curación porque refuerza las zonas del cerebro asignadas a la felicidad y la alegría. También, aumenta el cociente intelectual y estimula el sistema inmunológico.

Si realizas meditación de vez en cuando conseguirás grandes resultados. Son técnicas con las que logras un proceso de crecimiento personal que potencia tu vida logrando una paz entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

¿Qué objetivos tiene la meditación?

  • Trabajar el cuerpo y la mente como un todo.
  • Descanso mental, despejar la cabeza de preocupaciones y buscar la paz interior.
  • Limpiar la mente y hacerla más creativa.
  • Estimular las zonas del cerebro que crean felicidad.
  • Liberar el estrés y la ansiedad y permanecer en un estado de bienestar permanente.
  • Potenciar la concentración y la memoria.
  • Aumentar nuestras capacidades intelectuales.
  • Mejora la memoria.
  • Reduce la presión sanguínea.

 

Puntos clave de la meditación:

  • Concentración absoluta.
  • Control de la respiración, control de la luz, de la postura etc.
  • Mantener la paz en el que la mente libera sus pensamientos negativos.

Algunos de los beneficios de la meditación tienen efectos fisiológicos muy concretos y que como decíamos al comienzo del post han sido reflejados en numerosos estudios.

  • Mejora la salud física y mental.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Combate el insomnio.
  • Mejora la concentración y la memoria.
  • Incrementa la creatividad y la agilidad mental.
  • Aumenta tu potencial.

Hay estudios que demuestran que, según se avanza en la profundidad de la meditación, nuestro cerebro pasa por diferentes etapas:

  • Ondas beta: concentración.
  • Ondas alfa: relajación y creatividad.
  • Ondas theta: meditación profunda.
  • Ondas delta: meditación avanzada

 

Técnicas de meditación más utilizadas:

 

Respiración

Es una de las prácticas más empleadas. Para conseguir un buen estado de respiración hay que realizar ejercicios concretos y repetitivos poniendo principal atención al control del aire por los orificios nasales al inspirar y exhalar.

Objeto

Es la técnica de la concentración. Se suele tomar de referencia un objeto de un color determinado para concentrarse en él mientras la mente se va calmando y llega a un estado de meditación profunda.

Sonido

Suele recurrirse al sonido para llegar al estado de concentración espiritual o místico. De este modo existen cánticos o instrumentos para repetir sonidos concretos que ayuden a conseguir el estado de meditación deseado.

Espacio

Busca un lugar de casa que te relaje, que te inspire, que te llene de paz y que, sobre todo, te ayude a conseguir la meditación que buscas.