Índice de contenidos

A todos nos llevan de cabeza los requisitos para pedir una hipoteca. De hecho, la solicitud de una hipoteca nos sume en una vorágine de papeleos y trámites que, por suerte, suele tener un final feliz: la concesión de una hipoteca para la casa de nuestros sueños. Ten presente que la crisis financiera ha dificultado el acceso a la vivienda pues el grifo crediticio se ha vuelto más exigente. Por lo tanto, los usuarios nos enfrentamos a unos bancos algo más reticentes a la hora de conceder hipotecas. En este artículo vamos a tratar de explicar cuáles son esas condiciones y clarificar, en la medida de lo posible, el asunto por el que todos solemos pasar una vez en la vida (algunos incluso hasta repiten).

hipoteca inmobiliaria

¿Cuáles son los requisitos para pedir una hipoteca?

  • Ingresos fijos, estables y demostrables: Una de las primeras condiciones (y con la que desgraciadamente mucha gente se da de bruces) es la necesidad de contar con necesarios. Si eres funcionario, enhorabuena, pues das el tipo perfectamente y los bancos te mimarán con hipotecas y créditos a raudales. Por cierto, si eres interino, los bancos te tratan casi tan bien como a un titular. En cambio, si te acaban de contratar o si tu empleo es temporal lo tienes un poco más crudo, pero nunca se sabe. También es un punto a favor que dispongas de una vida laboral continuada superior a los 2 o 3 años.
  • ¿Tienes ahorrado un 20 % de la compra? Otro factor a tener en cuenta es el ahorro. No en vano, los bancos suelen pedir que el comprador aporte un 20 %  e incluso más (un 35 %) del precio de la vivienda. Esto se debe a que las entidades tienen un límite del 80 % de financiación.
  • ¿Cuentas con un aval? A veces el banco puede considerar que no somos lo suficientemente solventes, pero en estos casos podemos presentar a un avalista y, de esta manera, vencer las dudas del banco. Eso sí, el avalista debe tener presente los siguientes aspectos a la hora de ofrecerse para ello. No en vano, el avalista es solidariamente responsable de la deuda contraída por los titulares de la hipoteca. Por lo tanto, deberá avalar la deuda con su patrimonio presente y futuro. En caso de fallecer el titular de la hipoteca, el avalista debe responder por el pago del dinero. También en caso de que muera el avalista, sus herederos heredarán esta obligación con el banco. En definitiva, debemos meditar bien esta decisión, pues sus consecuencias son importantes.

Y otro de los requisitos para pedir una hipoteca, la documentación…

Una vez que pongas todos los papeles a disposición del banco, éste tarda entre 3 y 15 días en responder. Tras la decisión afirmativa, toca la tasación bancaria, pues el banco te aprobará la hipoteca siempre que el inmueble tenga un valor determinado. Si todo está en orden, solo falta echar unas firmas. Felicidades, ya tienes tu casa.