Vía Célere - Artículo opinión¿Cosas como las de antes? Los científicos japoneses Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura han conseguido el premio Nobel de Física 2014 por haber inventado el led azul, una nueva fuente de luz eficiente, duradera y amigable con el medioambiente. Su invención ha revolucionado la iluminación de las dos últimas décadas al permitir generar una luz blanca, brillante y barata.

Sin embargo, las tendencias del movimiento Vintage han hecho que se desarrollen unas bombillas que, aun siendo led, se asemejan a las bombillas de filamento incandescente que nacieron en el siglo XIX bajo la patente de Edison.

En el plano de vivienda residencial, buscamos viviendas que se asemejen a lo que conocemos: la mayoría de los compradores de viviendas no apostarían por una vivienda subterránea o de forma extraña; buscan lo conocido: lo de siempre.

La actualidad marca tendencia sobre el número de dormitorios, dimensiones de los espacios y distribuciones, pero la configuración intrínseca de la vivienda no ha cambiado.

Lo que diferencia las nuevas construcciones son las partes internas del edificio. Lo que “no se ve”.

Instalaciones eficientes, nuevos materiales y técnicas, aislamientos térmicos y acústicos, acabados de mayor calidad y, como no, componentes industrializados.

Todas estas adiciones dan como resultado una vivienda de máxima calidad, eficiente durante su construcción y su vida útil, confortable y “como las de antes”.

Y sin embargo la ganancia es palpable para los usuarios finales de estas viviendas.

Sandra Llorente, directora de sistemas industrializados de Vía Célere