La decoración de una casa refleja como son las personas que viven en él y ayuda a crear espacios tranquilos, seguros, cómodos y hechos a medida.

Decorar una casa no es tarea fácil. Hay que tener en cuenta multitud de elementos, como los muebles y los adornos para conjugarlos siempre con la tendencia. Decorar es entretenido, es soñar, es imaginar, es crear, es transportarse a lugares para entender lo que quieres, lo que buscas y lo que realmente te ayuda a ser tú mismo en casa.

La decoración de paredes es siempre tendencia. Hoy vamos a tratar de ver cómo dar vida a espacios a través de las texturas, el estilo y la función de las diferentes paredes de casa.

 

 

¿Qué es la decoración de paredes?

 

Es transformar por completo el interior de tu casa y decidir entre colores, formas y sensaciones. La decoración de paredes nos ayuda a conseguir mayor amplitud en los espacios, renovar cada una de las estancias, imaginar, realzar muebles que no aportaban lo suficiente, y, sobre todo, estrenar nuevos rincones.

 

Láminas para paredes

 

Son detalles que forman en casa rincones muy especiales. Hoy día las láminas podemos adquirirlas en cualquier sitio y de diferentes temáticas. Muchas veces ayudan a romper espacios y, sobre todo, la monotonía.

Ladrillos oscuros vistos

 

Aportan elegancia y combinándolos con elementos de madera crean contrastes atrevidos, dinámicos y originales.

 

Texturas porosas

 

Fue tendencia en 2017 y este año se mantiene. Es un material que combina bien en cualquier parte de la casa, sus tonos y sus texturas mezclándolos con otros elementos blancos crean espacios acogedores.

 

Colores oscuros

 

Materiales como la cerámica y el hormigón se pueden combinar con otros colores intensos para crear contrastes y dotar a nuestro espacio de personalidad.

 

Mosaicos

 

Las baldosas siempre han sido un must. Podemos encontrar:

 

  • Baldosas con efecto resina: son de gran tamaño, imita al color y aportan un brillo muy elegante.

 

  • Efecto tela: son revestimientos sobre gres que permiten imitar al efecto tela.

 

  • Efecto mármol: también es el gres como en el caso anterior quien consigue imitar al mármol. Se reproducen con diferentes acabados para conseguir un estilo único.

 

  • Efecto piedra: gracias al gres los azulejos consiguen una imitación perfecta. Lo bueno de este tipo de material es que su limpieza y mantenimiento es muy sencillo.

 

 

Papel Pintado

 

Una alternativa al uso del color es el papel pintado. Hay gran variedad de estampados donde conseguir estar a la última es muy fácil. Esta opción es de las más cómodas puesto que su limpieza es muy sencilla.

 

Efecto vanguardista

 

Se consigue gracias al hormigón, existen varias modalidades y colores en función del gusto. Es un material que actualmente es tendencia, aporta modernidad y a la hora de combinarlo con otros elementos del espacio es muy sencillo ya que es un color neutro.

Dentro del efecto vanguardista también podemos considerar el cemento hidráulico como un clásico que nunca pasa de moda. Igual ocurre con el suelo hidráulico formado por baldosas de colores fabricadas pieza a pieza formando mosaicos de colores.