A la hora de comprar chalet debemos tener en cuenta diversas variables. Así, muchos solemos fijarnos solo en el precio, pero aunque este punto es sumamente importante, hay otros factores que deben pesar en nuestra decisión. En concreto, aspectos como la cercanía un un núcleo urbano, a un centro hospitalario, a nuestro trabajo y, por supuesto, al colegio de nuestros hijos son importantes cuestiones que debemos poner sobre la mesa cuando queramos comprar chalet. Por supuesto, vamos a examinarlas todas a lo largo de este artículo a fin de proporcionar una pequeña guía para los compradores.

Comprar chalet: ¿qué debemos tener en cuenta?

  • Nuestras necesidades: Cuando compramos una vivienda debemos atenernos a nuestras necesidades y qué es lo que le pedimos a una casa para que ésta satisfaga nuestras aspiraciones. ¿Cuántos somos en casa? ¿Vamos a trabajar desde casa? ¿Podremos hacernos cargo del mantenimiento del jardín? En este último caso, si esta tarea nos supera, debemos decantarnos por un chalet cuyas zonas verdes no nos supongan un gran esfuerzo.
  • Recabar información acerca de la propiedad:  ¿Es silenciosa? ¿Tiene algún problema? ¿El vecindario nos gusta? ¿Tiene algún vicio oculto? Lo cierto es que debemos informarnos de todos los posibles extremos; pues, de lo contrario, puede que nos acabemos arrepintiéndonos de la compra. No sería la primera vez que esto ocurriese.
  • Si necesita reformas, haríamos bien en consultar con un experto para que nos valore a cuánto pueden ascender éstas. No olvides que a los gastos de su compra deberás sumar los de su rehabilitación, de modo que debes contar con un pequeño margen para asumir su coste.
  • La cercanía de un servicio médico o centro hospitalario: Sobre todo si tenemos hijos pequeños o si nosotros mismos padecemos una enfermedad crónica que necesita atención frecuente, no debemos pasar por alto este factor.
  • Colegios próximos: También en el caso de que tengamos hijos, esta circunstancia es importante. De lo contrario, acabaremos cansados con tanto trasiego al volante.
  • Núcleo urbano o zona de servicios en las inmediaciones: Otro factor es la cercanía de puntos donde podamos realizar la compra o simplemente adquirir el pan diario.

En suma, parece que la tarea de comprar chalet requiere que meditemos numerosos aspectos. Lo cierto es que es una compra de envergadura que no podemos abordar de cualquier manera.

La hipoteca a la hora de comprar chalet

Una vez más, te recomendamos que si vas a asumir un gasto tan importante debes contar con un trabajo estable o, por lo menos, unos ahorros considerables que te permitan asumir los pagos de la hipoteca durante el tiempo que te encuentres desempleado.

Por supuesto, todos soñamos con poder comprar chalet sin tener que pasar por el banco, pero muy pocos se hallan en esta envidiable situación. Por lo tanto, infórmate bien de las condiciones bancarias y sopesa cada opción con el fin de obtener una hipoteca a la medida de tu bolsillo.

Poco más, y mucha suerte a la hora comprar chalet. Seguro que eliges muy bien tu nuevo hogar.