El hecho de que tu cocina sea pequeña no significa que no tengas el espacio suficiente para tener todo lo imprescindible o para disfrutar de una estancia bonita y acogedora. Te proponemos algunos trucos para que aprendas cómo distribuir una cocina pequeña para que sea original y, además, parezca más amplia.

Antes de nada, coge papel, bolígrafo y un metro, porque lo primero que vas a tener que hacer es medir el espacio con el que cuentas y elaborar un plano para ver las posibilidades de distribución. Mide cada hueco y haz un primer plano en papel que luego puedes pasar al ordenador.

Trucos para que aprendas cómo distribuir una cocina pequeña

Cuando hayas elaborado el plano llega el momento en el que aplicar tu imaginación y creatividad para aprovechar al máximo el espacio y para aplicar los trucos que te proponemos que harán que la cocina además de muy aprovechada parezca más grande:

Los colores importan, y mucho

Una cocina que no es amplia y está decorada en colores oscuros parecerá más pequeña, eso no quiere decir que renunciemos totalmente al color fuerte, sino que podemos elegir como base colores claros y neutros como el blanco, el beige o el gris claro y luego introducir toques de color en algún elemento como una parte de la pared, un armario, los electrodomésticos o las lámparas.

Deja entrar la luz natural

Si la cocina tiene ventanas es importante que la luz natural entre para aportar mayor sensación de amplitud, así que no utilices cortinas muy gruesas o muy oscuras y levanta las persianas durante el día. La luz natural se reflejará en los colores claros de la cocina y aportará sensación de espacio.

Muebles con varias funciones

La imaginación para distribuir una cocina pequeña es esencial y los muebles son un elemento clave. Puedes elegir muebles que sirvan para varias cosas, por ejemplo, una mesa que sea, a la vez, espacio de almacenaje.

Coloca los muebles en L, en U o de forma lineal

Dependiendo de cómo sea la cocina tendrás que probar las diversas formas de distribuirla, por ejemplo, si no es muy grande y está separada del salón la forma en U o en L se pueden utilizar, en el caso en que esté integrada en el salón puede ser una cocina lineal o una cocina con barra americana.

No olvides la importancia del orden

En una cocina pequeña no solo es importante la distribución, sino también el orden. Cada cosa debe tener su lugar y tendrás que hacer un esfuerzo para mantener el orden. Una buena opción para que la cocina sea funcional es colocar lo que menos usas en la parte de arriba de los muebles y dejar a mano lo que más utilizas.

Antes de comprar prueba diversas opciones

En ocasiones nos dejamos llevar por un impulso y acabamos comprando cosas que no quedan bien en nuestra cocina. Piensa bien antes de comprar y mide el mueble o elemento que hayas visto para comprobar si encaja bien en tu cocina.