El color de las habitaciones, el de los elementos decorativos y el de cualquier rincón de nuestra casa reflejará lo que somos dentro de él. Cuando pensamos en la combinación de colores de nuestra vivienda para sentirnos más cómodos o simplemente porque queremos renovar, tratamos de buscar nuevas tendencias o atrevernos con decorados que nunca nos habíamos imaginado.

Más allá de cualquier motivo y cualquier tendencia lo más importante es saber aprovechar el espacio, sacar partido a cualquier elemento, establecer un equilibrio y buscar una combinación de colores que nos permitan lucirlo y sentirlo nuestro.

Los libros una vez leídos ofrecen gran diversidad de posibilidades decorativas, a veces, incluso pueden convertirse en auténticas obras de arte. No hay una ley escrita de cómo decorar con libros, podría ser, por autores, por orden alfabético, por aventuras, por gustos, por leídos o no leídos, por románticos, por ficción… Pero ¿y por la combinación de colores?

Vivimos en un mundo digital, pero, en ciertos momentos, echamos de menos lo analógico. El olor a libro viejo o simplemente el tacto de las hojas, nos crea una nostalgia de la que no nos podemos desprender.

Los libros electrónicos jamás podrán ser sustituidos por el placer de tener una buena novela entre las manos. Con el tiempo acumulamos gran número de libros que ya hemos leído y que no sabemos qué hacer con ellos. El desprendernos de ellos nunca podrá ser una opción, los libros son magia. Nos hacen vivir historias fantásticas, nos dan lecciones, nos hacen evadirnos del mundo, nos dan sabiduría, nos muestran lugares que no hemos visitado, y, sobre todo, nos dan el poder de imaginar y trasladarnos a entornos de ensueño. Solo por estos motivos, los libros se merecen un lugar importante en nuestra casa.

 

¿Decoramos con libros? ¡Juega con los colores!

 

Para decorar un rincón los libros no tienen porque ser del mismo color, de igual grosor o de idéntico material. Entendemos que los tamaños y los colores les dan diferenciación creando una agrupación y un estilo perfecto.

 

¡Creatividad al poder! Aquí te dejamos algunas ideas:

 

Un libro como mesa para una taza de té.

Un libro como posavasos nos aportará un toque intelectual.

Si quieres un estilo moderno, elige libros de arte, arquitectura y diseño. Puedes colocarlos en la pared como si fueran cuadros y crear una galería de colores con mucha personalidad.

En la habitación, los libros apilados pueden convertirse en una mesilla perfecta.

Los libros colocados en las escaleras de casa o dentro de cestas de mimbre aportarán un toque rústico y moderno.

Los libros en una mesa, con una misma gama cromática que el resto de los elementos crearán una atmósfera lineal y llamativa.

Si prefieres un estilo rústico elige un par de libros, cuanto más viejos mejor, átalos con una cuerda y colócalos en un lugar vistoso.

En la actualidad es tendencia ir alternando libros al revés creando diferentes estilos y aportando originalidad.

Hemos enumerado diferentes ideas, pero, si ninguna te convence puedes recopilar todos los libros en una estantería creando esa combinación de colores perfecta que hemos ido hablando durante todo el post y sentirnos como decía Borges: “Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca”.

No escondas los libros en cajas, armarios o los regales porque ya los hayas leído. Recuerda que un libro nos hace disfrutar, soñar y sobre todo aprender. Busca un sitio especial para ellos, nosotros hoy te hemos dado algunas ideas para decorar tu casa y lograr una combinación de colores y un estilo perfecto.

¡Da rienda suelta a tu creatividad y reinventa los rincones de tu casa!