¿Cuál es tu color preferido? ¿Qué te parece pintar tu salón de azul o tu habitación de naranja? Los colores influyen en la sensación de espacio, en la luz de la estancia e, incluso, en cómo nos sentimos. Te contamos cómo elegir colores para pintar un salón, una habitación o un baño para dejarte llevar por tus sueños.

Uno de los aspectos que más personalidad proporciona a tu casa son los colores que elijas, porque transmitirán tu forma de ser y de entender la vida, tu alegría. Los colores no solo son importantes en las paredes, sino también en los cuadros, en las cortinas, en los muebles.  

Cómo elegir los colores para pintar un salón, una habitación o un baño

Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir los colores para pintar un salón, una habitación o un baño.

Ten en cuenta las estaciones y los colores

No es lo mismo elegir los colores para pintar un salón en primavera que en invierno. En primavera elegirás tonos más vitalistas, más alegres como el amarillo o el verde, mientras que en invierno es probable que apuestes por blancos, azules o grises.

Averigua cómo influyen los estados de ánimo

Cada color genera una sensación y tiene un efecto direrente sobre tu estado de ánimo. No es lo mismo entrar en una habitación con velas y flores de colores, con paredes pintadas de colores fuertes y llamativos, que en una habitación gris sin ningún elemento de color.

Las sensaciones que transmite cada color son muy diferentes. El azul, por ejemplo, transmite calma, tranquilidad y seguridad, el negro elegancia, el blanco pureza y frío, el verde frescura y el dorado lujo.

Observa la luz de cada estancia

Una de las primeras cosas que tienes que ver antes de elegir el color adecuado, es la luz natural que entra en la estancia que deseas pintar y, también, qué luz artificial existe. No solo es importante la regla general, colores claros en espacios con poca luz y colores oscuros en espacios con bastante luz, también es importante crear espacios que sean acogedores combinando los colores de las paredes con elementos decorativos como cuadros, jarrones o velas.

En cuanto al color del techo y del suelo lo más aconsejable es que sean del mismo tono y que combinen con el color de las paredes.

¿Sabes qué debes tener en cuenta al comprar una casa? Descarga esta guía gratuita y descubre todos los puntos importantes a tener en cuenta para decidirte por una casa

Haz un listado con tus colores favoritos y prueba

Una vez que hayas hecho todo lo anterior, puedes hacer un listado con tus colores favoritos y dentro de esos colores el tono que más te gusta. A continuación, busca colores que combinen con los que has elegido para tu listado y, finalmente, haz pruebas dando un brochazo con los colores que elijas en las paredes que vayas a pintar, para ver cómo incide la luz en cada momento del día.

Combina los colores de las paredes con los complementos

Cuando hayas elegido los colores para pintar un salón, una habitación o un baño, llega el momento de elegir los complementos. Para ello es mejor, no ponerlo todo del mismo color, sino crear un contraste con objetos de colores que combinen.

No olvides el estilo de tu casa

El estilo que le hayas dado a tu casa es muy importante de cara a la elección de los colores para pintar un salón, una habitación o un baño. Por ejemplo, si te gusta el estilo vintage quedarán muy bien los tonos claros y los colores pastel. Si tu casa es de estilo clásico se adaptarán mejor los tonos beig y grises. Y para el estilo minimalista serán perfectos los blancos y negros.

Tus aliados serán los colores neutros

Los colores neutros, como los blancos, los grises o los crema, son aliados perfectos para cualquier estilo de decoración, porque si los utilizas como colores de fondo dan color sin crear estridencias y puedes combinarlos con colores más fuertes en los elementos decorativos.

Aprende a ser atrevido

Hay tipos de casa como los lofts en los que destacan los espacios diáfanos, por lo que los colores servirán para delimitar y separar unas zonas de otras, por ejemplo, la cocina del salón. En estos casos puedes optar por opciones más atrevidas que además combinarán a la perfección con paredes de ladrillo como las que suelen tener los lofts.

El color de moda

Las tendencias de colores para pintar tu casa este año apuestan por el gris cielo y los tonos perlados. Estos colores son fáciles de combinar y se adaptan muy bien a diferentes estilos de decoración. Estos colores combinan a la perfección con muebles metálicos como sillas, mesas y camas, o con muebles de madera con detalles en metal.

Otros colores de moda son el rosa palo, el coral o los verdes intensos. Además, si quieres dar un toque de glamour puedes utilizar el color oro, junto con el blanco y el negro.

¿Qué efecto quieres crear?

A la hora de elegir los colores para pintar un salón, una habitación o un baño, es esencial que pienses en el efecto que quieres crear:

  • Si deseas dar sensación de amplitud, los blancos y colores claros serán una apuesta segura. Reflejarán la luz y visualmente los espacios parecerán más grandes.
  • Si deseas crear espacios acogedores y cálidos, puedes elegir colores como los amarillos, los rojos o los naranjas. En especial, los tonos amarillos se parecen más a la luz solar y crearán ambientes con mucha luz.
  • Si quieres aportar frescura tu mejor opción serán los colores de la naturaleza como el verde de las plantas o el azul del cielo y del mar.
  • Si quieres transmitir elegancia el negro y el blanco suelen ser una combinación perfecta para crear un espacio sobrio y muy elegante.

Pinta tus paredes como un profesional

Si te gusta el “hazlo tú mismo” puedes proponerte pintar tu casa. Ahora que ya has elegido el color para cada habitación, te contamos los pasos para que puedas pintar como un profesional:

  • Elige brochas y rodillos de calidad. Pregunta en tu tienda de confianza cuáles son los mejores. Una buena elección te hará ahorrar pintura y lograr un mejor acabado.
  • Ilumina bien y abre las ventanas. Para poder ver a la perfección lo que estás pintando es esencial que la zona esté muy bien iluminada. Además, es preciso que abras las ventanas para dejar salir el fuerte olor a pintura, por lo que tendrás que elegir un día soleado y no muy caluroso.
  • Utiliza cinta de pintor. Para pintar más rápido y evitar cometer errores utiliza la cinta de pintor para tapar los interruptores o los bordes de las ventanas y puertas.
  • Limpia las paredes. Con un trapo y jabón de lavar los platos puedes limpiar las paredes antes de empezar a pintar y lograrás que queden perfectas.
  • Pinta de arriba abajo. Empieza por el techo y sigue por la parte superior de las paredes hacia abajo.
  • No uses mucha pintura. Tardará más en secarse y pueden crearse burbujas.
  • Deja que se seque. Antes de volver a pintar con una segunda capa deja que la primera se seque completamente.

¿Ya has elegido el color perfecto para tu salón o para tu habitación? ¿Cuál es?