En las cocinas cada vez más se tiende a la decoración de aspecto industrial; mezcla de aceros, laminados, cristal etc. En nuestros residenciales, procuramos elegir siempre materiales que, pese al paso de los años mantengan su atractivo. Es por ello por lo que elegimos colores claros, para que no carguen demasiado la estancia y motivos en otras tonalidades que aporten un toque de frescura.

El uso de plantas naturales en las cocinas siempre es un acierto, ya que éstas tienen el poder de embellecer cualquier ambiente. Para la cocina y por temas obvios como la concetración de mayores temperaturas etc. hemos escogido una planta que siga manteniendo la línea decorativa y que puedan sobrevivir sin demasiadas atenciones.