¿Conoces a alguien que no le guste la Navidad? En estas fechas a todos nos encanta pasar más tiempo con nuestros seres queridos y decorar la casa con los elementos tradicionales para llenarla de espíritu navideño. Pero muchos también disfrutan preparando la mesa de una forma especial y diferente para las comidas y cenas que se organizan durante los días festivos. Y es que no solamente vendrá a nuestra casa familiares cercanos, sino también otros más lejanos que hace tiempo que no vemos.

Si eres de los que siempre está buscando ideas para sus centros de mesa navideños, a continuación te traemos algunas con las que sorprender a tus invitados este año. Y sin tener que realizar decoraciones o manualidades complicadas. Para lo que normalmente no tenemos tiempo en estos días.

Centros de mesa con copas de cristal

Las copas es algo que todos tenemos en casa y con unos pocos materiales navideños que todos solemos tener en estas fechas, podremos crear centros de mesa realmente llamativos. Puedes ponerlas al revés, alinearlas como prefieras y colocar dentro de ellas hojas verdes, piñas, moras, bolas de colores. Luego solamente tendrás que colocar una vela en la parte superior del color que prefieras. La idea es que los colores sean los típicos de estas fiestas: dorado, plateado, verde, rojo o blanco. Con un poco de imaginación, podrás crear centros preciosos en unos minutos.

Centros de mesa con frascos de vidrio

Coge una caja de madera y mete en su interior frascos de vidrio sobre una base de hojas de pino y piñas secas que sobresaldrá un poco de la caja. Rellena los frascos con agua y coloca dentro de ellos uno vela flotante. No obstante, puedes adornarlo como prefieras. También puedes usar guirnaldas, luces, bolas de colores… Después solamente tendrás que esperar a que lleguen los invitados para encender las velas.

Centros de mesa rectangulares

Si tienes una mesa rectangular, es importante tener en cuenta que no es bueno abusar de los adornos. De lo contrario, puede que comer resulte muy molesto. Lo más recomendable es ocupar el menor espacio posible, ya que suele ser más escaso que en las mesas cuadradas o redondas. Además, lo ideal es que el centro de mesa tenga la misma forma que la mesa. Puedes colocar una base de cristal o de ramas y colocar encima algunos adornos navideños que te gusten, dejando hueco para poner las velas.

Centros de mesa con poinsetias

Este centro de mesa es la mejor opción si queremos plantas que duren todo el mes de diciembre. Se trata de colocar algunas poinsetias en miniatura del color que prefieras en una base de madera o cristal, rellenar los huecos con adornos navideños y poner cuatro velas para ir encendiendo una cada semana de Adviento hasta que llegue la Navidad. Eso sí, recuerda que deberás regar las plantas para que se mantengan en perfectas condiciones.

Centros de mesa con una caja reciclada

Si quieres que tu centro de mesa tenga un aire moderno, puedes coger una caja de madera que tengas por casa y pintarla del color que más te guste. Eso sí, intenta que sea un color vivo que llame la atención. Rellena la caja con abono y plantas de poinsetia en miniatura. Después ve colocando bolas de colores y las piñas pinchadas con un palito a la tierra para que nos e muevan. Por último, rodea la caja con una cinta de cuero que contraste con el color elegido.

Centros de mesa con botellas y poinsetia

Coge algunas botellas de cristal que tengas por casa y píntalas con un spray en el color que más te guste. Una vez secas, átalas con una cuerda de manera decorativa y llénalas de agua.. Corta varios brotes de poinsetia y sella los tallos con agua caliente durante 5 segundos. De esta forma, durarán dos semanas. Organiza los brotes alrededor de las botellas como más te guste. Un diseño muy original que adornará cualquier mesa durante todas las fiestas.