¿Ya tienes plan para el Día de los Enamorados? Aunque el amor se demuestra todos los días, existe un día del año en el que el amor está más presente que nunca y es en San Valentín. Una de las mejores formas de sorprender a tu pareja es tener una romántica cena preparada cuando llegue a casa. En este tipo de celebraciones, además de organizar un menú, por lo general, se tienen en cuenta otros detalles que tienen que ver con la decoración y que crean un ambiente más romántico, acorde con esta fecha.

Las mesas suelen tener un toque romántico y se decoran con manteles rojos, servilletas de corazones, pétalos de rosas, flores, mensajes de amor, velas… Cada una de ellas con su propia personalidad. Pero también hay otros elementos en los que podemos trabajar si tenemos tiempo suficiente. A continuación te mostramos algunos de ellos para que puedas inspirarte y conseguir que el próximo 14 de febrero sea inolvidable para los dos.

1. Crear un enorme corazón

Los corazones son el símbolo por excelencia de esta fecha. Hay muchas formas de crear un corazón gigante de color rosa o rojo para sorprender a tu pareja por un precio muy económico. Por ejemplo con filtros de café teñidos o con globos. No obstante, si no tienes tiempo para hacer un corazón tan grande, siempre puedes coger un trozo de cartón, pintarlos de negro e ir atando hilos con chinchetas entrecruzados formando un corazón. Las posibilidades son infinitas.

2. Forma las letras de vuestras iniciales

En algún lugar de la estancia o en la misma mesa en la que vais a comer puedes colocar las letras de vuestras iniciales fabricadas con los materiales que prefieras. Una idea muy romántica es hacerlo con rosas. Si las rosas naturales escapan a tu presupuesto, siempre puedes comprarlas artificiales. Pero también puedes crearlas recortando la silueta de cartón y cubriéndola con lana de los colores que prefieras. Al terminar puedes ponerles un bonito adorno como una flor o unos corazones.

3. Cojines en forma de corazón

Si tienes viejos jerseys por casa y tenías pensado tirarlos, aprovéchalos para crear románticos cojines en forma de corazón. Solamente necesitas comprar un poco de relleno y recubrirlos con la tela de los jerseys. Si son de color rojo o rosa, mejor que mejor, pero el color es lo de menos.

4. Un árbol con corazones

Coge algunas ramitas de tu jardín o del parque, píntalas con spray y colócalas dentro de un jarrón. En las puntas pon algunos corazones de papel colgados por un cordel. Si tienes tiempo y quieres ir más allá, puedes dejar un mensaje en cada uno de los corazones para que tu pareja los vaya leyendo.

5. Crea un adorno para la puerta principal

No hay nada como dar la bienvenida a tu pareja a casa en San Valentín que con un precioso adorno que incluya un romántico mensaje para ella. No tiene por qué ser un adorno muy complicado. Con algunos corazones, lazos o letras es suficiente. No obstante, si quieres ir más allá, puedes crear una preciosa corona como las que decoran las puertas en Navidad, pero con motivos relacionados con el amor.

6. Guirnaldas de San Valentín

Uno de los elementos decorativos más sencillos para estas fechas, pero también más atractivos son las guirnaldas. Puedes crearlas con flores artificiales o figuras recortadas de papel.  Solamente necesitas colocar unos cordeles y poner los adornos que prefieras. Puedes hacer uno pequeñito para un lugar en concreto o hacer algo realmente sorprendente, colocando cordeles llenos de corazones en toda una pared o colgando del techo.