¡Casas de campo interiores! Quizás acabes de adquirir una casa situada en el campo y andes completamente perdido en cuanto a su decoración. De hecho, es evidente que los interiores de estas casas no pueden acometerse como si se tratara de una casa emplazada en pleno meollo urbanita. Así, estas casas rurales exigen que se respete su naturaleza campestre y, por lo tanto, que se la amueble con muebles en armonía con el exterior.

Pero que no cunda el pánico, en este post nos hemos propuesto suministrarte las pautas para que la decores con éxito y te sientas satisfecho del resultado. ¿Vamos a ello?

¿Sabes qué debes tener en cuenta al comprar una casa? Descarga esta guía gratuita y descubre todos los puntos importantes a tener en cuenta para decidirte por una casa

Casas de campo interiores: aprende a decorarlas como antaño

Uno de los aspectos que más resalta en las casas de campo es la presencia de elementos naturales como piedras, vigas de madera o bovedillas. Así, éstos crean una atmósfera muy acogedora y dictan cómo ha de ser la decoración de la casa y qué tipo de materiales armonizarán con ella. Así, siempre acertaremos si nos decantamos por textiles realizados en materiales como el lino, el algodón o la lana. Además, éstos han de presentar unos colores alegres y llamativos. Y no olvides unos estampados con motivos florales o de animales, pues conjugan muy bien con el toque rural que queremos imprimirle a la decoración.

Respecto a los muebles, encajan a las mil maravillas los muebles antiguos restaurados, sobre todo si éstos son de madera o de mimbre. Lo cierto es que las piezas de líneas modernas pueden resultar muy osadas y resultar un tanto estridentes. La nota rústica debe prevalecer ante todo en las casas de campo interiores.

Además, procura no entorpecer el paso de la luz con cortinas que resulten muy oscuras. Te recomendamos que busques tejidos claros y no sobrecargues tampoco las paredes.

Es una buena idea incorporar motivos campestres como sombreros de paja, bastones, botijos, ramos de flores secas, macetas de cerámica, percheros de madera y mucho mimbre. En definitiva, imprégnate del ambiente que te rodea y recurre a la naturaleza para decorar.

En cuanto a los colores, los lacados en blanco, los colores neutros y pastel son un buen aliado para las casas de campo interiores.

Y no te olvides de la cocina, donde prima la madera, la piedra y las cortinillas con tejidos a cuadros para los armarios. No pasa nada si quieres introducir unos modernos electrodomésticos, aunque te recordamos que hay marcas que fabrican unos estupendos modelos con aspecto retro que pueden venirle de perlas a tu cocina.

Desde luego el truco para acertar es no perder de vista los elementos naturales y pasar de largo de los muebles de aglomerado, de plástico o los de resina. Estamos seguros de que con estos consejos de decoración, tu casa destilará frescura y un ambiente muy campestre. Y, por cierto, no olvides introducir en el porche plantas tan mediterráneas y evocadoras como la buganvilla y alguna que otra aromática como un galán de noche para que te impregne de fragancia las noches de verano. A disfrutar de esa casa de campo…