Es una tendencia rescatada de la decoración clásica que podrás encontrar ahora en papeles pintados, sofás y cabeceros, desde los capitonés más simples a los más recargados. El capitoné está de moda y además existen gran variedad de tejidos, piel, terciopelo, acrílicos y formas, tanto de estructura como de acabado, con botón y sin botón (algo más simple pero también más moderno y sofisticado).

En esta ocasión os queremos mostrar dos formatos diferentes del capitoné más clásico con botones en dos tejidos diferentes. La elegancia final de este acabado la podemos ver tanto en el sofá dos plazas como en los dos puf aterciopelados. Además, hemos añadido un toque moderno con una mesa de poca altura de espejo y hemos vestido las paredes con un papel pintado con motivos naturales. Además, hemos incluido como complemento en la pared unos marcos al aire. El resultado como podéis ver es bastante cuidado y guarda una armonía perfecta.

Mezclar estilos de mobiliario y complementos es un acierto, ahora bien, ¡no te pases con los excesos! Intenta guardar una continuidad. Un truco: utiliza la misma gama de tonos.

BLOG_Residencial Nebulosas

Podéis ver este espacio en Residencial Nebulosas.