Nos encontramos ante un nuevo escenario donde las diferentes empresas inmobiliarias quieren tener notoriedad de marca y que la sociedad se acuerde de ellas. Por ello, aumentar sus seguidores y sus impactos publicitarios para tener un mayor reconocimiento lo consiguen gracias al uso de las redes sociales, las nuevas tecnologías y el “Proptech”.

La mentalidad de la sociedad ha cambiado tanto que ha hecho que las empresas evolucionen con ella, en este caso, las promotoras inmobiliarias han tenido que crecer en muchas acciones o comportamientos “tradicionales”.

Años atrás, la promoción y la venta de los inmuebles se hacía cara a cara con los clientes y en algunos casos a través de la publicidad en vallas o marquesinas. Ahora, las nuevas tecnologías están presentes a diario debido a que el cliente está mejor informado, busca las viviendas por internet gracias a los smartphones, portátiles, etc.

Surge un nuevo concepto: Proptech

Con esta revolución tecnológica, surge el término Proptech que relaciona las nuevas tecnologías con el sector inmobiliario haciendo que este evolucione y se amolde al cambio tecnológico.

Es decir, el Proptech hace referencia a todas las startups que tienen componentes tecnológicos y pertenecen al sector inmobiliario.

Una sociedad con nuevas visiones y pensamientos

Este nuevo concepto, junto con la llegada de las nuevas tecnologías y la transformación digital, ha generado que muchos usuarios realicen operaciones o acciones de compra-venta a través de internet.

Por ejemplo, la venta o alquiler de muchos inmuebles se realiza de forma más rápida mediante esta vía, al igual que la obtención de los datos necesarios para llevar a cabo las diferentes acciones, tanto de la empresa como de los clientes. También, se han aumentado las visitas virtuales de las viviendas por parte de los usuarios sin la necesidad de acudir al inmueble de forma física, aunque siempre es recomendable hacerlo presencialmente.

Por lo tanto, cada red social tiene un tratamiento y contenido diferente pero deben de seguir un mismo objetivo: promocionar contenido y generar una publicidad adecuada al target al que se dirige y que ha determinado la promotora inmobiliaria.

Conocer el grado de engagement o de interacción es una parte fundamental que tiene que tener en cuenta la empresa para saber qué información va a transmitir, cómo reaccionará el público ante ella (siempre buscando comportamientos y reacciones positivas para la marca) y qué red social es la más adecuada para difundir el contenido seleccionado.

transformación digital

Las empresas del sector inmobiliario deben de conocer las ventajas del nuevo cambio

Las promotoras inmobiliarias disponen de las herramientas tecnológicas necesarias para conocer el comportamiento y las necesidades reales de sus clientes o usuarios, y así personalizar los productos y servicios que les ofrecen.

Debido a esta transformación digital, se conoce mejor al cliente y la empresa se adapta a ellos para satisfacer sus necesidades. Esto es posible gracias a los KPIs de las campañas inmobiliarias que recogen toda la información necesaria para mejorar los procesos y saber qué busca en realidad el público objetivo.

Con las diferentes redes sociales, estas empresas inmobiliarias pueden adaptar a cualquier formato los anuncios de las viviendas y alcanzar gran parte de la sociedad o target establecido.

En resumen, si no te unes al Proptech, a las nuevas tecnologías y la transformación digital te quedarás atrás haciendo posible que tu target se fije en otras marcas que se han unido a esta evolución.