Rosa-Peña

¡Cómo hemos cambiado! Estos últimos siete años hemos vivido una transformación radical en nuestro sector, el inmobiliario. El producto final se parece muy poco al que hacíamos antes del 2007, y nuestras maneras de actuar en el negocio también.

¿Cuáles son los factores que han impulsado a esta transformación? En algunos aspectos la crisis de nuestro sector nos ha ayudado a transformar nuestro negocio de manera positiva. Hemos tenido que ganarnos a un cliente más exigente, más desconfiado y con una cultura inmobiliaria mucho más consolidada. El producto, ha dado un salto cualitativo muy importante, lo hemos adaptado a los requerimientos del comprador, poniéndolos a la altura de sus expectativas, adelantándonos a sus necesidades y, creándoles también nuevas. Hemos tenido que ganarnos de nuevo la confianza del resto de agentes intervinientes: clientes, bancos, etc.

La normativa y en concreto el Código Técnico de la Edificación, nos ha obligado a construir de otro modo: cuidando los detalles y las soluciones constructivas para conseguir casas más eficientes energéticamente, más silenciosas, más aisladas, más seguras, más accesibles, etc. Las nuevas tecnologías nos han permitido y nos permiten, dotar a las viviendas de funcionalidades e instalaciones nuevas con las que el usuario final gana en comodidad y economía. En resumen, mejora su calidad de vida.

Llegados a este punto tenemos que seguir trabajando la innovación como único camino para llegar a consolidarnos como referencia en el mundo inmobiliario, sin olvidar que la consecución de una máxima calidad en el producto terminado sea determinante a la hora de diferenciarnos.

Rosa Peña, directora general técnica de Vía Célere