¿Estás buscando una cama para tu hija? ¿Quieres conocer las últimas tendencias y las más clásicas? La habitación de tu hija, además de ser un lugar en el que pueda estudiar, debe ser un lugar en el que duerma a gusto, como una auténtica princesa. Por eso, te contamos las últimas novedades en camas para niñas.

Elegir el lugar en el que va a dormir tu hija es una de las elecciones más importantes que vas a tener que hacer para su habitación. La cama en la que duerma debe ser cómoda y la personalidad de la niña.

El blanco y la madera de las camas para niñas

El estilo nórdico es tendencia desde hace tiempo en la decoración y el uso del color blanco y de materiales naturales como la madera son esenciales en ese estilo. Pero esto no quiere decir que el dormitorio tenga que ser aburrido. ¿Qué te parece una cama con forma de cabaña? ¿Y una cama en altura con un escritorio debajo?

Las alternativas son muy numerosas así que tendrás que buscar la que más le gusta a tu hija y mejor se adapta al espacio de su habitación.

Camas de mimbre y de forja

Otra buena opción para las camas para niñas es el mimbre. Es un clásico en la decoración, pero se le puede dar un estilo renovado utilizándolo en una habitación con estilo vintage con una cama de mimbre y una mesita de noche a juego. Las camas de forja también pertenecen al estilo vintage y se pueden combinar con otros accesorios y muebles de ese mismo estilo.

Para comprar muebles vintage puedes acudir a tiendas especializadas o a mercadillos. Es probable que tengas que ponerte manos a la obra para restaurar la cama que compres, pero puede ser fácil y divertido.

El minimalismo y la sencillez también la habitación de una niña

A lo mejor tu hija no es muy partidaria de las flores, los colores fuertes y los miles de adornos y lo que más le gusta es la sencillez y los colores neutros. Si es así, el estilo minimalista puede ser una excelente elección. Líneas rectas, colores neutros (grises, blancos) y los muebles imprescindibles, son los pilares del minimalismo.

Para este estilo puedes elegir una cama de líneas muy rectas y sencillas, con un espacio de almacenaje debajo, por ejemplo. También es posible una cama nido por si tu hija invita a alguna amiga.

Una cama para una princesa

A lo mejor a tu hija lo que le gustaría es tener una cama de princesa, así que tendrás que buscar una cama de forja o de madera, con dosel y adornarla con colchas o edredones de flores y muchos almohadones de su color favorito.

También se puede utilizar un dosel de color neutro que combine con detalles de colores en otros elementos decorativos como los cuadros o las alfombras.

Tú eres la persona que mejor conoce a tu hija y puedes saber qué le puede gustar. Déjala que participe en la decoración de su habitación, seguro que disfruta un montón y aprende.