Una de las cosas con las que fantasean las futuras mamás es con la decoración del dormitorio del niño/a. Por supuesto, aunque al principio utilicen una cuna, la cama es el elemento estrella de la habitación. Debemos tener en cuenta que las camas infantiles no son un simple lugar en el que dormir, sino que los más pequeños también las incluyen en sus juegos, convirtiéndolas, a través de su imaginación, en todo tipo de objetos y lugares mágicos. Por este motivo, es importante que la habitación se convierta en un lugar de ensueño donde nuestros hijos puedan pasarlo en grande y llevar su creatividad al límite.

En la actualidad, podemos encontrar una gran variedad de posibilidades para camas infantiles que podemos incluir en la habitación de nuestro hijo: castillos, coches, barcos, casitas del árbol, tiendas…. Camas que no solamente sirven para dormir, sino que se convierten en el escenario perfecto para que puedan vivir miles de aventuras. A continuación te traemos algunos ejemplos para que puedas elegir el que más te guste.

Camas con forma de casita

Las camas con forma de casita son ideales para que los niños puedan jugar. Se trata de camas en las que se colocan listones de madera alrededor. Lo que más llama la atención es que por lo general todos los detalles se cuidan al máximo: cortinas, tejado, rampa, ventanas, etc. Perfectas para niñas soñadoras y románticas.

Una litera original: casita para dos

Si tienes dos hijos y poco espacio, es obvio que la litera es la mejor opción. Sin embargo, esto no significa que no puedas llenar el dormitorio de originalidad. Solamente necesitas comprar una litera y colocar algunas tablas de madera en la parte de arriba como si fuera un segundo piso. Si eres un aficionado a las tareas de bricolaje o conoces algún carpintero que trabaje bien, no dudes en hacerlo. Conseguirás una cama infantil de lo más original.

Camas con forma de camión de bomberos

No cabe duda de que cualquier niño se volvería loco al tener una cama con forma de camión de bomberos. Este tipo de cama hará que se sienta como un verdadero héroe en medio de un incendio. Muchas de ellas cuentan incluso con sirenas de verdad para que pueda sumergirse al máximo dentro de esta apasionante aventura.

Camas con forma de tienda de campaña

Si a tu hijo le encanta vivir nuevas aventuras, nada mejor que una cama que se convierta en su refugio mientras juega. De esta forma, su cama se convertirá en su lugar preferido donde esconderse, soñar despierto y vivir miles de aventuras.

Cama infantil con forma de coche

A casi todos los niños pequeños les encantan los coches. Con lo cual, es muy probable que se entusiasme con la idea de tener una cama con forma de coche. Además, este tipo de camas no son difíciles de encontrar en tiendas de muebles especializadas. De esta forma, tu hijo se  sentirá como un auténtico piloto de carreras y pasará horas jugando en su habitación.

Literas infantiles con forma de castillo

Las camas con forma de castillo son preciosas y si tienes una litera será más fácil construirla. Solamente tienes que colocar paneles cortados a medida y forrarlos con tela y papel pintado. De esta forma, tus hijos se sentirán como si realmente fueran los protagonistas de un cuento de hadas.

Cama con forma de casita en la playa

Las camas con forma de casita en la playa son ideales para las habitaciones de los más pequeños. Por ejemplo, puedes colocar la cama en la parte de arriba y dejar la parte de abajo como su fuera un salón para que tu hijo pueda jugar, dibujar o leer. De esta forma, podrán disfrutar de su propio rincón especial.

Cualquier idea es válida para hacer la cama de los sueños de tu pequeño. Además, cada vez son más fáciles de encontrar ya hechas para que no tengas que preocuparte más que de elegir el modelo.