¿Buscar la excelencia? En los años de bonanza económica, casi todos los profesionales del mundo de la promoción inmobiliaria y edificación dedicaban todos sus esfuerzos a realizar su cometido lo mas eficientemente posible, haciendo las cosas según las directrices que había marcadas.

Esas directrices, inmóviles desde hace siglos, marcaban una manera de proyectar y construir muy similar entre todas las empresas del sector.

Después llegó el Código Técnico, la eficiencia energética y la omnipresente crisis.

Ese punto de inflexión también fue el comienzo de algo bueno: el cambio de mentalidad de algunos empresarios y trabajadores que entendieron que para seguir siendo competitivos y estar en el mercado había mucho que cambiar:

Por un lado, las exigencias de un comprador mas informado a las que había que dar cumplimiento y por otro lado mejorar de manera notable la calidad para ser referencia en el sector.

El trabajo de vigilancia tecnológica para ser punteros en todos los productos innovadores que el mercado ofrece, así como un desarrollo de mejora de procesos propio, nos lleva a poder ofrecer un producto Premium que sigue vivo y va evolucionando con nuevos materiales y tecnologías y con componentes industrializados en nuestros edificios.

Vía Célere empezó en 2007 a caminar por esa senda, ofreciendo al cliente final esos estándares de calidad superiores que marcan la diferencia.

De esta forma, una vivienda Vía Célere no es una vivienda mas, es una vivienda que ofrece todo el valor añadido de la constante búsqueda de mejora de materiales y procesos, del estudio pormenorizado de todos los componentes que conforman un edificio, de implementar los sistemas mas innovadores para conseguir viviendas bien hechas, confortables y de consumos mínimos, con todos nuestros esfuerzos dirigidos a buscar la excelencia.

Sandra Llorente, directora de sistemas industrializados de Conspace.