El baño y la cocina de tu casa son las estancias donde más se nota el paso del tiempo y seguro que en esta época con el buen tiempo te apetece hacer un cambio. Vamos a hablar de baños pintados o alicatados para que valores la mejor opción para tu casa.

Para la reforma del baño tendrás que considerar varios aspectos importantes como los siguientes:

  • Es una estancia en la que hay más humedad que en el resto de la casa, debido al uso de la ducha y del resto de sanitarios.
  • Suele ser una estancia pequeña en relación al resto de la casa.
  • Es una estancia en la que hay que aprovechar al máximo el espacio pensando, además, en la facilidad de uso y en la comodidad.
  • Tendrás que pensar si deseas una reforma low cost o estás dispuesto a invertir algo más de dinero para cambiar tu baño.
  • La decoración y el estilo del baño serán diferentes si se trata de un baño de adultos o de un baño para niños.
  • También tendrás que pensar si te gusta más un baño pintado, alicatado o con una combinación de ambos.

Las ventajas de los baños pintados o alicatados

Cada opción tiene ventajas diferentes por lo que antes de decidir tendrás que valorar cuál se adapta mejor a lo que necesitas.

  • Los baños alicatados son siempre tendencia, porque el alicatado es una de las mejores opciones para el baño puesto que resiste los cambios de temperatura, la humedad y el vapor. Además, los azulejos son fáciles de mantener y existen miles de combinaciones para dar un estilo más clásico o más moderno a tu baño.
  • La pintura puede ser una opción más barata y sencilla de dar un nuevo aire a tu baño. En la actualidad puedes encontrar en tiendas de bricolaje muchos tipos de pintura que se adaptan al baño y son resistentes a la humedad, impermeables y con secado rápido. Este tipo de pinturas protegen la pared porque evitan que entre agua y se cree moho.

Otras opciones para el baño

Los baños pintados o alicatados no son las únicas opciones que existen, sino que puedes valorar otras formas de revestir las paredes y el suelo de tu baño como estas:

  • Papel pintado. Aunque puedes pensar que el papel pintado no es adecuado para el baño debido a la humedad, existen algunos tipos de papel como el vinílico que es resistente a la humedad. Se puede colocar de forma muy sencilla incluso por encima de los antiguos azulejos de la pared.
  • Madera. Puede parecer extraño utilizar madera en el baño, pero si has estado alguna vez en una sauna sabrás que son de madera. La madera aporta sensación de calidez y si eliges maderas como la teka, será resistente al calor y a la humedad. La madera requiere un cierto mantenimiento, por lo que puedes buscar alguna protección que cuide su estado.
  • Cemento pulido. Es un revestimiento de moda en los cuartos de baño y otras habitaciones de la casa. Tiene muchas ventajas porque es impermeable y al no tener juntas evita que se acumule la suciedad y el moho. Existen acabados muy distintos que se pueden adaptar muy bien a cada estilo que elijas para el baño.