Pero ¿qué es eso de los baños microcemento? Quizás estés sopesando reformar el baño de tu casa y alguien te haya hablado acerca de la posibilidad de instalar microcemento en esta estancia. Es probable que te hayas quedado un poco perplejo pues no sabes muy bien qué es eso del microcemento. Una tendencia que, al parecer, es una opción muy moderna y elegante en los baños, aunque también se emplea en otros espacios de la casa como la cocina, el salón o el porche. Las posibilidades son infinitas.

No te preocupes, en este artículo nos hemos propuesto contarte un poco en qué consiste. De esta manera sabrás si realmente los baños con microcemento son para ti.

Baños microcemento; ¿en qué consisten?

Nos referimos al cemento de siempre, pero con la diferencia de que éste ha sido pulido para dotarlo de una estética muy elegante. Lo cierto es que suele ser una combinación de cemento portland, resinas de alta calidad, además de fibras, aireadores, acelerantes, áridos ultrafinos y pigmentos que presentan una alta resistencia. Con esta receta se cocinan los baños de microcemento. Además, se pueden realizar acabados mates o con brillo.

Si está tan en boga se debe, sin duda, a sus increíbles ventajas, y no solo gracias a su atractiva estética. Así, es muy versátil y permite la imitación de texturas variadas como el estuco veneciano. Además, resulta muy resistente tanto a la humedad como al calor, unas características que, desde luego, convienen en un baño, ¿verdad?

A ello se suma que es antideslizante. Por lo tanto, se convierte en la superficie ideal para un espacio como la ducha y el baño donde no es extraño que el suelo acabe empapado por alguna circunstancia.

También, al ser una superficie uniforme, se reducen drásticamente las probabilidades de roturas y fisuras de forma localizada. No hay que olvidar que su aplicación es sencilla, no se dilata, no se producen filtraciones y su acabado final siempre resulta atractivo.

¿Se puede colocar microcemento sobre cualquier superficie?

Sin embargo, el microcemento no se puede instalar sobre cualquier superficie. De hecho, no es aconsejable sobre parquets y tarimas. En cambio, sí que se puede aplicar sobre azulejos sin necesidad de retirarlos y, por lo tanto, encareciendo el precio de la obra y la producción de escombros. Por supuesto, su instalación debe correr a cargo de un profesional, pues únicamente éste nos puede garantizar que el resultado sea satisfactorio y que no acabe presentando grietas con el transcurso del tiempo o por movimientos de la propia tierra.

Respecto a su mantenimiento, solo precisa de un simple fregado con un detergente neutro. Aunque es conveniente que con una frecuencia semanal agreguemos cera al jabón.

¿Cuánto cuestan los baños microcemento?

Hoy en día los precios del mercado se sitúan en unos 45 euros por metro cuadrado y con solo tres días de trabajo podemos contar con nuestro baño de microcemento. No obstante, conviene tener presente que dependiendo de la cantidad de metros de nuestro baño, de la base de aplicación y de la ubicación de la obra, puede bajar el precio del metro cuadrado,

Estamos seguros de que tras la lectura de este artículo no te han quedado dudas respecto al microcemento y sus posibilidades en un espacio como el baño. Peo si todavía resiste alguna duda por ahí, compártela con nosotros.