A los niños no les importa ensuciarse, si hay charcos saltarán dentro, si tienen pinturas se pintarán la cara y si comen chocolate acabarán con chocolate hasta en el pelo, por eso la hora del baño es esencial y tiene que ser un momento divertido. Decorar baños infantiles requiere simplemente un poco de creatividad y de imaginación.

Ideas de decoración para baños infantiles

Para que la decoración del baño de tus hijos tenga una uniformidad puedes recurrir a una temática: el mar, la selva, sus dibujos animados preferidos o el personaje que más les guste. A continuación te damos algunas ideas de decoración de baños infantiles para que los más pequeños de la casa disfruten y se diviertan:

Un toque de color en las paredes

A los niños les encantan los colores por los que puedes optar por un alicatado de un color fuerte, verde, rojo o azul y combinar con baldosas con dibujos infantiles. Si no quieres invertir mucho dinero tienes la opción de pintar algunas baldosas de colores con pintura especial para baldosas y de utilizar vinilos especiales para el baño, estos últimos tendrán la ventaja de que se podrán despegar fácilmente.

Todo a su altura

Hay elementos como el papel higiénico o las toallas que es conveniente que estén un poco más bajos para que los más pequeños puedan alcanzarlos sin problema. Así que pon los colgadores o el portarrollos a una altura más baja. Otra opción es colocar pequeños escalones a los que se puedan subir con seguridad y bajo la supervisión de un adulto o poner pequeños cubos con todas sus cosas (peines, cepillos de dientes) en los colgadores de la pared.

Si hay estanterías o armarios coloca las cosas de los niños también a su altura para que sea más cómodo para ellos.

Detalles infantiles

Conseguirás un toque original que les encantará a tus hijos con toallas de sus colores preferidos, cortinas de baño y jaboneras con dibujos y, sobre todo, juguetes que se puedan mojar para la hora del baño.

La seguridad y la comodidad ante todo

Si tu hijo es todavía muy pequeño lo mejor es utilizar una bañera portátil para él y cuando se haga mayor le podrás bañar o duchar en la bañera o plato de ducha de los adultos. Lo importante es que no se resbale, por lo que puedes utilizar alfombrillas antideslizantes.

En cuanto a la tapa del inodoro puedes colocar una a su medida para que esté cómodo y que, además, tenga dibujos divertidos para el niño.

Si tu hijo es un bebé para que sea más fácil vestirle o cambiarle el pañal puedes colocar un cambiador pequeño en el baño o en su habitación. El cambiador será un sitio perfecto para guardar la ropa, los pañales, las cremas y todo lo que necesite tu bebé.

La hora del baño será la favorita de tus hijos y podrás jugar y reír con ellos mientras se divierten, entre colores y dibujos.

¿Qué más ideas se te ocurren para decorar baños infantiles? ¿Nos las cuentas?