Crear un ambiente acogedor es fácil si sabes cómo combinar los factores necesarios que aporten luz, calidez, y además “inviten” a sentirnos cómodos.

Un ejemplo de estancia que conjuga todos estos elementos es el salón del piso piloto de Residencial Nebulosas. Sus amplias ventanas aportan gran luz natural y la perimetral aumenta la sensación de calidez y bienestar, el predominio del color beige en toda la decoración, el mobiliario es moderno y actual y también guarda la continuidad cromática de la habitación y la convierten en un claro ejemplo de elegancia y armonía.

Un consejo es jugar con colores neutros manteniendo que mantengan la tonalidad y se perciban como un todo. No importan las texturas, podemos utilizar papeles pintados en las paredes, materiales en diferentes tejidos, e incluso otros elementos decorativos como flores naturales.

Crear una zona de reunión en la parte central y diferenciarla del área destinada al comedor también es un acierto. Para darle un toque de elegancia hemos escogido unos muebles de estilo moderno, sin remates y lacados en blanco  brillo (muy de tendencia esta temporada) y una mesa de altura baja en el centro para que presida la zona bajo una alfombra de grandes dimensiones para que añada mayor calidez y confort. Para el sofá hemos mantenido el juego de colores neutros y jugado con unos cojines en diferentes tonos y texturas.

¿Os gustaría visitar la estancia? Puedes hacerlo de manera virtual aquí.

Residencial Nebulosas